Benzema, ante el Valencia. Foto: valenciacf.com

Benzema, ante el Valencia. Foto: valenciacf.com

Fútbol

A Ipurúa sin pólvora: Zidane solo tiene a Benzema

Tras la lesión de Cristiano, la expulsión de Bale y la quinta amarilla de Morata, los problemas de Zidane se acumulan en la delantera. Con Benzema y Mariano como únicos puntas disponibles de toda la plantilla, el técnico galo tendrá encontrar el gol en una artillería sin demasiada pólvora.

Sin conocer aún el once que sacará Zidane este sábado en Ipurúa, puede deducirse viendo la lista de jugadores disponibles que no será un equipo caracterizado por su eficacia de cara a gol. El partido ante Las Palmas, ya de por sí bastante negativo en cuanto a la clasificación, ha traído más problemas de los previstos en forma de bajas. A las de Gareth Bale y Morata, que vieron, respectivamente, la tarjeta roja y la quinta amarilla ante el cuadro canario, se une la de Cristiano Ronaldo, que arrastra molestias desde entonces. El técnico galo tendrá que ideárselas para crear un equipo peligroso a pesar de la reducción de armas ofensivas de las que dispondrá.

Karim Benzema se postula como indiscutible delantero centro, pero su presencia no parece actualmente una garantía de cara a puerta. El francés, pese a que puede aportar otras muchas cosas desde su posición, no es ni ha sido nunca un goleador nato, y, salvo por su aparición ante el Napolés en Champions, sus actuaciones están más discutidas que nunca. Suma solo cinco goles en Liga, el último de ellos, ante el Granada hace casi dos meses. Ipurúa podría ser un buen sitio para romper su sequía.

El otro delantero de la plantilla es Mariano, pero sus opciones de ser titular parecen mucho más difusas. Zidane apenas le ha dado protagonismo esta temporada, aunque es cierto que nunca se ha encontrado al equipo tan plagado de bajas como lo hará ante el Eibar. Aunque parece difícil que sea de la partida, probablemente tendrá minutos desde el banquillo, ya sea para dar descanso a algún compañero o, en caso de un partido apretado, para buscar un gol que valga los tres puntos.

Ante esta plaga de bajas, está por ver también si Zidane opta por mantener el 4-3-3 o si decide cambiar el sistema. Lo que está claro es que, en caso de mantenerlo, los jugadores que ocupen las bandas en las que habitualmente se posicionan Cristiano y Bale serán de un corte muy diferente. No obstante, hombres como Isco o Lucas Vázquez han demostrado sobradamente tener capacidad para ser desequilibrantes pese a no tener un estilo de juego tan marcadamente ofensivo. Habrá que comprobar si la pólvora del Real Madrid está definitivamente mojada o si aún existe la posibilidad de hacerla prender.