Hacienda fue uno de los protagonistas inesperados de las cuentas anuales de Atresmedia Corporación -Antena 3, la Sexta, Onda Cero- remitidas hace unos días a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En sus estados financieros, el grupo de televisión reconoce que en noviembre pasado la Agencia Tributaria concluyó una macroinspección la “regularización de distintas cuotas e intereses correspondientes a varios impuestos”.

En febrero de 2018 se iniciaron las actuaciones inspectoras sobre la sociedad Atresmedia Corporación de Medios de Comunicación, S.A. por el impuesto sobre sociedades (2013 y 2014), impuesto sobre la renta de no residentes (2014 a 2017), impuesto sobre el valor añadido, retenciones del capital mobiliario, retenciones de rendimientos del trabajo personal, retenciones de arrendamientos inmobiliarios y tasa de juegos (todos ellos 2014). 

Posteriormente se amplió la inspección a Atres Advertising, S.L.U y Atresmedia Cine, S.L.U por el impuesto sobre sociedades (2013 y 2014), impuesto sobre la renta de no residentes, impuesto sobre el valor añadido y retenciones de rendimientos del trabajo personal (todos ellos 2014).

Investigación de nueve meses

De esta manera, tras una investigación de nueve meses, la compañía regularizó sus impuestos tras el pago de la friolera de 15,9 millones de euros al fisco -un pago poco habitual para una gran empresa-  tras firmar varias actas, algunas de conformidad y otras en disconformidad. La compañía audiovisual reconoce que en cuanto al impuesto sobre sociedades, el efecto en los resultados de 2018 fue de 14,5 millones de euros, de los cuales 11,3 millones se correspondieron con la baja de deducciones por producción cinematográfica.

La compañía aclara eso sí, que tras la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores que el grupo tenía pendientes de utilizar, la salida de caja -que se producirá en 2019- derivada del acuerdo de liquidación del acta en conformidad es de 1,2 millones. Esto significa que Atresmedia ha tenido que pagar 14,5 millones a Hacienda, pero que luego ha compensado con bases imponible anteriores para minimizar el impacto en sus arcas hasta 1,2 millones de euros, un importe que no obstante, se compensará en 2019.

Pero el pago de impuestos no para aquí. Atresmedia firmó un acta en disconformidad respecto del impuesto de sociedades y por valor de 395.000 euros, “cantidad no liquidada a la fecha de cierre del ejercicio y de la que se ha presentado escrito de alegaciones”. En relación con el impuesto sobre la renta de no residentes, los años inspeccionados han sido de 2013 a 2017 y se firmaron actas en conformidad con el pago de 924.000 de euros.

Abultada deuda del grupo

En relación con los impuestos sobre el valor añadido y retenciones e ingresos a cuenta de los rendimientos del trabajo y profesionales, se ha inspeccionado el año 2014 y se firmaron actas en conformidad con un resultado en gasto y pago de 58.000 euros. Finalmente, la sociedad tiene abiertos a inspección desde 2018 para el Impuesto sobre la renta de no residentes y desde 2015 para el resto de los impuestos que le son de aplicación.

Los beneficios del grupo Atresmedia -Antena 3, La Sexta y Onda Cero- llegaron a los 88,2 millones de euros durante el ejercicio 2018, según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y se constata en sus cuentas anuales. Este dato supone una caída del 37,9% respecto del año pasado, que el grupo explica por un "ajuste extraordinario en el impuesto sobre sociedades".

Unas cuentas que también reflejaron la deuda de la compañía, que no ha mejorado respecto del año 2017. Al 31 de diciembre de 2018 la compañía mantenía un pasivo corriente (deuda a corto plazo) de 593,3 millones de euros y un pasivo no corriente (a largo plazo) de 344,7 millones. En total, 938 millones que se comparan negativamente con los 903 millones registrados el año anterior.