Fotograma de Rogue One, película estrenada por Disney durante su ejercicio 2017.

Fotograma de Rogue One, película estrenada por Disney durante su ejercicio 2017. Disney

Medios INDUSTRIA AUDIOVISUAL

Disney España reduce sus beneficios un 41% bajo una macroinspección de Hacienda

Disney redujo bruscamente sus beneficios en España y Portugal en el último año. Las cuentas presentadas ante el Registro Mercantil y a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, reflejan que durante el ejercicio 2017 -que terminó el pasado 30 de septiembre- la compañía ganó 6,9 millones de euros, lo que significa una reducción del 41% respecto de los 11,8 millones de beneficio del 2016.

Unas cuentas en las que Disney ha reconocido que todos sus impuestos en España de los últimos cuatro ejercicios están bajo la lupa de Hacienda. The Walt Disney Company Iberia está actualmente "bajo inspección" por las autoridades fiscales de los ejercicios 2013 a 2017 del Impuesto de Sociedades, IVA, IRPF y “otros impuestos”. Una macro inspección en toda regla que mantiene en el aire los impuestos pagados por la compañía durante estos años.

Pese a estar en la lupa fiscal y en el supuesto en que esta inspección genere pasivos adicionales, los administradores consideran que “en caso de producirse, no afectarán significativamente a las cuentas anuales”. Durante 2016 The Walt Disney Company Iberia pagó 3,8 millones de euros por Impuesto de Sociedades y en 2017 3,5 millones.

Caída de los ingresos 

En la península ibérica Disney opera mediante dos compañías: The Walt Disney Company Iberia SL que agrupa todo el negocio audiovisual, los estrenos de cine y el merchandising y The Disney Store Spain SL que recoge la actividad de todas sus tiendas. La primera es que la genera el grueso de la facturación con 233,7 millones y 6,2 millones de beneficios, mientras que la segunda factura 34 millones con 694.000 euros de beneficio.

En los dos casos se ha apreciado una caída de los ingresos, que no ha ido de la mano de un reducción de los gastos. Por ejemplo, The Walt Disney Company Iberia redujo sus ingresos de explotación un 3,4% -ocho millones- principalmente por “los menores ingresos accesorios obtenidos por la propiedad Violetta", serie de televisión y foco de merchandising de la compañía.

Si nos centramos en el importe neto de la cifra de negocios, el año fiscal 2017 cerró con una ligera disminución del 0,2% con respecto al precedente y cierra tres ejercicios consecutivos de crecimiento. “La disminución está ligada principalmente al sector de retail y de distribución cinematográfica, mientras que el área de Media muestra crecimiento con respecto al año pasado”.

Subvención por doblar al catalán

De esta manera, mientras se han cerrado acuerdos de distribución con HBO o Netflix y se han renovado contratos con Movistar+ y Vodafone, en el ámbito cinematográfico se ha producido una menor recaudación con Rogue One (Star Wars) y se han producido un menor número de estrenos en taquilla.

Sorprendentemente, una de las pocas partidas que ha subido ha sido la de las subvenciones para doblar sus películas al catalán. Al 30 de septiembre de 2017 la sociedad obtuvo y reconoció como ingreso, subvenciones oficiales por 292.000 de euros, “principalmente para el doblaje de películas al catalán”, un espectacular crecimiento del 83% respecto de los 159.000 euros recibidos el curso anterior.

Por su parte, los gastos de explotación disminuyeron hasta los 224,1 millones de euros frente a los 228,1 millones de 2016, pese a que el número medio de personal llegó a las 255 personas, un ligero incremento de siete personas respecto al ejercicio anterior. Los gastos de personal cayeron de los 23,4 millones hasta los 21,9 millones.

Cae la facturación de las tiendas

En el caso de The Disney Store Spain SL, los ingresos de explotación disminuyeron hasta los 34 millones frente a los 40,6 millones de 2016. “La disminución se debe a la reducción de una tienda física respecto al año anterior compensado en parte con la apertura de una nueva tienda con carácter temporal”, dice la sociedad.

En 2017 los gastos de explotación disminuyeron hasta 33,1 millones frente a los 39,7 millones de 2016. “Al igual que los ingresos de explotación dicha disminución se debe a la reducción del número de tiendas abiertas a la venta”. Al cierre del año 2017 la plantilla disminuye hasta 250 empleados frente a los 273 empleados del año anterior.

La sociedad opera a través de las 11 tiendas en España y dos en Portugal (Lisboa y Oporto). En el ejercicio 2017 cerró una tienda física en la Calle de Gabriel Roca en Palma de Mallorca y abrió una tienda temporal en Armilla, Granada.