Los hipotecados están de enhorabuena. El euríbor sigue cayendo y marcó mínimos en el mes de agosto. Los datos del Banco de España muestran cómo el principal índice de referencia para calcular el tipo los préstamos hipotecarios se situó en el -0,356%. Sigue cayendo ya que el mes anterior se situó en el -0,283%. 

Noticias relacionadas

Si miramos a lo ocurrido en el último año, se puede comprobar cómo el euríbor ha registrado un descenso de 0,187 puntos. Estas caídas se producen en medio de las dudas que hay en el mercado sobre qué ocurrirá con los tipos de interés. La próxima semana está prevista una reunión del Banco Central Europeo (BCE) y se estima que podría seguir recortándolos. 

Para quienes tengan que renovar su hipoteca, el ahorro será sustancial. Para una hipoteca tipo de 200.000 euros a 30 años y un diferencial del 0,89%, el ahorro anual será de 77,28 euros. 

Con este dato ya son 41 los meses en los que el euríbor está en negativo. Fue en febrero de 2016 el primer mes en el que cotizó por debajo de cero. Según el director de hipotecas de iAhorro.com, Simone Colombelli, “la actual situación del euríbor es totalmente excepcional. La volatilidad del índice ha hecho que todas las previsiones sean incorrectas y a día de hoy no podamos prever cuándo cambiará de tendencia o si se acercará a cero en el medio plazo”. 

Resulta llamativa la evolución del indicador con los datos de hipotecas. Las estadísticas muestran cómo el mercado de hipotecas a tipo fijo es cada vez mayor. Así, cerca del 43% de las hipotecas que se venden en España en este momento ya tienen tipo fijo frente a lo que ocurría antes de la crisis cuando ese porcentaje era casi residual. 

En ese avance influyen dos factores: el primero, el interés del ciudadano en conocer lo que va a pagar a lo largo de la vida del préstamo. El segundo, al no estar sometidas a la volatilidad del euríbor, los bancos cobran un interés mayor. Además, en un contexto en el que los tipos seguirán cayendo, a las entidades les interesa tener garantizados unos ingresos fijos de cara a futuro.