Naturgy insiste: los ciclos combinados tendrán que ser respaldo en la transición energética... mientras se pueda. Así ha vuelto a defenderlo el presidente de la compañía, Francisco Reynés, durante la presentación de los resultados anuales: "Si que quería lanzar una baza en favor a largo plazo del ciclo combinado, porque creemos que el gas debe ser visto como una solución, no como un problema".

Noticias relacionadas

Una defensa que, no obstante, matizaba: "Pero sí es verdad que nuestra apuesta es por las renovables". En este sentido, Reynés no cree que sean necesarios más ciclos combinados, puesto que los actuales están "infrautilizados".

Durante el pasado ejercicio, Naturgy invirtió en 2019 un total de 1.700 millones de euros, de los que más de un tercio -unos 600 millones de euros- se destinaron a renovables. De esta manera, la energética ha incrementado su capacidad verde instalada a lo largo del ejercicio en casi un 22%, hasta alcanzar casi 5.000 megavatios (MW) a nivel global.

En su encuentro con periodistas, y preguntado por la situación de la gasista en el mercado -sobre todo en fusiones y adquisiciones-, el presidente de Naturgy ha destacado que la compañía se encuentra "bailando". "Es verdad que el sector está muy movido, pero tenemos un plan para bailar bastantes años porque hemos dado al mercado la información de lo que queremos hacer y además lo estamos cumpliendo", destacaba.

Naturgy obtuvo un beneficio neto de 1.401 millones de euros en el año 2019, frente a las pérdidas de 2.822 millones de euros reportadas en el ejercicio anterior como resultado del deterioro de casi 4.900 millones de euros apuntado por el grupo por la depreciación que llevó a cabo de sus activos, especialmente los de generación en España.

Nedgia, en pausa

Hace casi cuatro meses que Nedgia, la filial de distribución de la compañía, mandó a casa a 200 trabajadores, en lo que se interpretó como un pulso a la CNMC por el posible efecto de las nuevas circulares.

Hoy, la situación continúa exactamente igual, mientras que Reynés señala a la luz verde del Consejo de Estado como el punto en el que la compañía valorará con detalle los efectos que puede tener la circular y estudiará qué medidas tomar en las inversiones, primero, y en la plantilla, después.

"Obviamente adaptaremos nuestro nivel de inversión y crecimiento", apuntaba el presidente de la gasista, que reseñaba: "Esa circular permitirá llevar a cabo inversiones. Y en función de eso, dimensionar la plantilla que corresponda".