Año 1945. En pleno barrio de Gracia, en Barcelona, dos cuñados crean el que hoy es uno de los cacaos solubles más consumidos de España. José María Ventura y José Ignacio Ferrero deciden llamarlo ColaCao.

Noticias relacionadas

75 años después, casi no hay supermercado español que no tenga el producto en sus lineales y ha resistido a la dura competencia de Nesquik, que llegó a España más de una década después. Frente a su competidor, ColaCao siempre ha sacado pecho por sus característicos grumitos, aunque acabaría rindiéndose haciendo una versión sin ellos, el ColaCao Turbo.

Por la parte empresarial, alrededor de ColaCao ha pasado de todo. Ventura y Ferrero fueron dándole hermanos a la marca bajo el grupo Nutrexpa a través de diferentes adquisiciones.

Pronto, el grupo estaría compuesto por enseñas tan conocidas como Nocilla, Paladín, Okey, Artiach o Cuétara. En 2015, ColaCao fue testigo de cómo el grupo se dividía entre Idilia Foods (familia Ferrero) y Adam Foods (familia Ventura). La marca barcelonesa se quedó con los primeros, como el resto de los chocolates y sus derivados.

"Yo soy aquel negrito..."

No se entiende ColaCao sin sus anuncios, pese a que algunos de ellos serían polémicos y difícilmente emitibles a día de hoy; es el caso de la Canción del Colacao, que la gran mayoría de los españoles recuerda: "Yo soy aquel negrito, del África tropical, que cultivando cantaba la canción del ColaCao...", comenzaba aquel éxito para la marca que se emitió durante años sobre todo en radio.

Con su apuesta para hacer publicidad en este medio, en los años 50 fue la primera marca en patrocinar una radionovela: Matilde, Perico y Periquín, en Radio Barcelona- Cadena SER. Una década más tarde, en 1962, la marca emitía sus primeros spots en Televisión Española y a finales de la década de los 80 se lanzaba a emitir  sus campañas en las cadenas televisivas privadas.

Anuncio del niño boxeador de ColaCao, en los años 50.

Desde el comienzo, la marca vinculó el consumo del ColaCao con el deporte ("...también lo toman los buenos nadadores, si lo toma el ciclista se hace el amo de la pista..."), como demuestran otros exitosos anuncios como el de Yael, el niño surfista. Además, ha conseguido que organizaciones como el Consejo Superior de Deportes o el equipo olímpico le hayan dado la mano para patrocinios o becas.

Amigo de los adultos 

Pese a lo que se pueda creer, la mitad de los consumidores de ColaCao son adultos, según los datos que maneja la marca. Por eso, en aras de seguir captando a este tipo de público, la compañía ha sacado al mercado dos innovaciones: ColaCao Noir, de sabor intenso, y ColaCao Puro, el primer 100% cacao de la gama.

Innovaciones y nuevos formatos aparte, desde la marca insisten en que la receta se ha mantenido invariable a lo largo de los años. "Se trata de una receta secreta que la marca guarda celosamente, conocida por un reducido número de personas y que se elabora cuidadosamente en la planta de Idilia Foods en Parets del Vallès (Barcelona)", apuntan desde la marca.

En este sentido, la compañía termina su proceso de elaboración en un área protegida de su fábrica, a la que sólo tienen acceso tres personas con unos estrictos contratos de confidencialidad.

Con todo, la marca 'reina' del cacao soluble en España trata de seguir manteniendo su poder mientras a su alrededor los lineales se llenan de competidores. ColaCao, explica, seguirá siendo la misma de siempre.