La destrucción de empleo y la aparición de nuevos puestos de trabajo es una de las interrogantes que suscita la revolución tecnológica y que más preocupan a los trabajadores de hoy en día. Sin embargo, al presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, no le quita el sueño la cuestión porque asegura que esto conllevará también la creación de unos puestos de trabajo que a día de hoy todavía no existen. 

Noticias relacionadas

En la primera sesión de EnlightED 2019, el encuentro internacional sobre educación, innovación y tecnología que se celebra en Madrid en paralelo al South Summit, evento en el que EL ESPAÑOL es medio colaborador, Pallete afirmó que la diferencia entre empleos que desaparecerán frente a los de nueva creación deja un saldo positivo de 58 millones de nuevos puestos de trabajo. 

Aun así, el presidente de Telefónica ha hecho hincapié en la necesidad de desarrollar competencias digitales para desenvolverse en este nuevo panorama cuanto antes ya que, según ha manifestado, muchos trabajadores a día de hoy carecen de dichas competencias.

Una formación que será responsabilidad de la empresa, explicó Pallete, al mismo tiempo que recordó el compromiso de Telefónica de lanzar un programa de formación en nuevas competencias para el 95% de su plantilla

Formación a primer nivel

Además, Pallete apuesta por enseñar estas competencias digitales desde los niveles más bajos. Es decir, desde la enseñanza primaria.

De esta forma, aboga por formar primero a los profesores para que estos luego motiven a los alumnos a través del fomento de las habilidades STEM y animen vocaciones orientadas a los estudios de tecnología. 

Y es que, como afirmó esta mañana, solo tendremos alumnos digitales si tenemos plataformas digitales justas e inclusivas, que no dejen a nadie atrás. Porque no debemos olvidar que son las personas las que dan sentido a la tecnología, y no al revés.

Algo que está haciendo porque hace unos días la Fundación Telefónica inauguró un campus revolucionario para formar en computación y programación a alumnos y alumnas sin horarios, sin clases y sin profesores.