Las matriculaciones mundiales de automóviles experimentarán un descenso de entre el 2% y el 3% este ejercicio y no volverán a recuperar la senda del crecimiento hasta el año próximo o el siguiente, según recoge un informe elaborado por S&P Global Ratings.

Noticias relacionadas

El documento, denominado Global Auto Sales Will Stay In The Slow Lane For At Least The Next Two Years, pone de manifiesto que los fabricantes de vehículos experimentarán una "erosión" en sus márgenes, principalmente los del segmento de volumen, con motivo del incremento de los costes vinculados a la conectividad, a la electrificación y a la conducción autónoma.

En este sentido, el informe elaborado por la agencia de calificación destaca que este aumento de los costes se traducirá en un encarecimiento del precio de los coches y en un impacto sobre el acceso a la compra por parte de los clientes.

Así, la analista de crédito de S&P Vittoria Ferraris explicó que el deterioro de las condiciones económicas mundiales, la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el aumento de los costes de innovación de los fabricantes "continuarán disminuyendo las ventas".

No se venderá más en 2020

No obstante, destacó que los bajos tipos de interés no serán suficientes para mejorar el acceso de los clientes a la financiación, por lo que prevé que las ventas de coches no subirán en 2020, en línea con la senda negativa que se registrará también este año.

Por regiones, las previsiones recogidas en este informe de S&P indican que las entregas de automóviles caerán entre un 7% y un 9% en China este año, mientras que la bajada estimada en Estados Unidos será del 3% y del 2% en Europa.

Para 2020 y 2021, la agencia de calificación contempla que las matriculaciones mundiales de coches se mantendrán estables o crecerán un máximo de un 1%. "Prevemos que todas las regiones experimenten debilidad en sus volúmenes, excepto China, que podría ver un modesto rebote, aunque no antes de 2021", apunta el texto.