Papeles sobre la mesa. Los sindicatos de Endesa han presentado una propuesta en firme a la compañía con la que tratan de salvar in extremis el consumo eléctrico gratuito para empleados y exempleados jubilados de la eléctrica. Una propuesta presentada en el marco de la negociación del nuevo convenio de la compañía y con la que los representantes de los trabajadores tratan de superar el principal escollo de la negociación, la tarifa de empleado.

Noticias relacionadas

En este sentido, este mismo mes, y si no consiguen llegar a un acuerdo antes, los 26.000 jubilados de la eléctrica dejarán de tener este beneficio. Hasta ahora, empleados y extrabajadores pagan los impuestos y los peajes regulados de la factura, pero el consumo eléctrico, cerca del 40% de la misma, es gratis. Así las cosas, en la reunión celebrada este martes, los sindicatos (UGT, CCOO y SIE) llegaron con una propuesta clara: ordenar la tarifa de empleado estableciendo un consumo de 15.000 kWh al año para todos los trabajadores.

Una cifra que está todavía lejos del límite que Endesa había establecido en las negociaciones, los 3.500 kWh para todos, lo que consideran la media de consumo, pero que permite a los sindicatos ganar tiempo: con una propuesta sobre la mesa, la eléctrica podría plantearse ampliar el plazo límite para seguir negociando, algo que ya hizo hace tres meses.

En la propuesta, a la que ha tenido acceso este periódico, los representantes de los trabajadores abogan además por establecer la forma de compensar el consumo a partir de 15.000 kWh para quienes actualmente lo tienen por encima (los hay con 20.000 y 30.000 kWh) y mantener la condición tras la jubilación solo para los que la tengan por sus convenios de origen.

Según los cálculos de los sindicatos, esto último generaría a Endesa un ahorro de más de 100 millones de euros.

"Esfuerzo de la plantilla"

En su propuesta, los sindicatos insisten en que es en el punto de la tarifa de empleado donde más esfuerzo está realizando la plantilla. A su juicio, la compañía "debería valorarlo como un gesto de responsabilidad" para desbloquear la negociación y dotar a la plantilla, por fin, de un nuevo convenio, que se extendería hasta 2023.

Endesa, por su parte, analizará la propuesta para tratar de seguir negociando en la que será la reunión número 71 de la comisión que trata este asunto, y que tendrá lugar la próxima semana.