BBVA ha reconocido este jueves que el 'caso Villarejo' está dañando su imagen, si bien ha subrayado que, al menos por el momento, el impacto en su reputación de los titulares aparecidos en prensa por los supuestos negocios con el excomisario no se han trasladado ni a su negocio, ni a la acción.

Noticias relacionadas

Ante las críticas recibidas por la gestión del banco ante este caso judicializado, el consejero delegado del banco, Onur Genç, ha sacado pecho resaltando su "firme compromiso por aclarar los hechos y cumplir con la ley" y ha afirmado que la investigación interna del banco y su informe forensic, que sigue abierto, se han hecho "en un tiempo récord".

En la rueda de prensa celebrada con motivo de los resultados, Genç ha reconocido que los asesores legales de la entidad tienen en este momento todas las opciones sobre la mesa para evaluar los pasos a seguir en este caso y no descartan recurrir su imputación como investigado. Por el momento, el banco no ha decidido quién será su representante legal en el caso.

Además, en el plano interno, el ejecutivo ha explicado que la entidad "ha tomado y seguirá tomando" las medidas que sean necesarias para esclarecer los hechos.

Pese a que Fráncfort sigue con preocupación el desarrollo de esta investigación todavía secreta, el banquero turco ha destacado que el banco tiene un "diálogo constante" con el Banco Central Europeo (BCE). Según ha explicado, en Fráncfort son "conscientes de que el tema está siendo objeto de una investigación judicial en fase preliminar".

Ante las dudas expresadas por la prensa de que las graves acusaciones que afronta la entidad puedan desviar la atención de sus gestores sobre otros asuntos del día a día, Genç ha insistido en que el banco sigue comprometido con aclarar los hechos.

"Evidentemente, hay un impacto reputacional, pero hacemos todo lo posible para contribuir a que se esclarezcan los hechos y no haremos nada que pueda interferir en la investigación judicial. Estamos centrados en nuestro cliente y nuestro negocio", ha señalado el CEO.

Explicaciones al mercado

Tras atender a los analistas en una conference call en la que ha recibido más de una decena de preguntas y ninguna ha estado relacionada con Cenyt, Genç ha subrayado que este asunto no importa al mercado. Sin embargo, sí ha reconocido que el banco mantiene contactos con inversores y fondos para explicar cómo está siendo su actuación en esta investigación judicial.

En ese sentido, ha destacado que el comportamiento de la acción en Bolsa de BBVA está siendo mejor que el de la media del sector en lo que llevamos de año, periodo en el que el índice bacnario se deja un 0,6%. Esto confirmaría su versión de que los mercados no estén expresando "ninguna preocupación significativa" por el caso Cenyt y que el banco los mantiene informados.

Arbizu y Béjar

Preguntado en múltiples ocasiones por la salida este miércoles de su responsable de Control Interno y anterior cabeza de los Servicios Jurídicos del banco, Eduardo Arbizu, Genç ha rechazado hacer comentarios sobre asuntos que afectan "a personas concretas". No obstante, ha reconocido entender el interés que ha generado su salida en un momento como el actual.

Esa misma política de no comentar hechos sobre individuos concretos, la ha aplicado para evitar pronunciarse sobre el cese fulminante de Antonio Béjar el pasado viernes como presidente de Distrito Castellana Norte (DCN).

Pese a que Cenyt ha copado la atención de los periodistas que han podido participar en la rueda de prensa celebrada mediante webcast, Genç ha presumido de las cuentas semestrales con las que la entidad ha batido las previsiones del mercado. De hecho, ha calificado de "excelentes resultados" sus ganancias de 2.442 millones de euros en el primer semestre del año. Es un 3,7% menos, pero se debe a los menores resultados de operaciones financieras y los mayores saneamientos.