El 10 de septiembre está en rojo en la agenda de los bancos. Será ese día cuando el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) comunique su decisión en torno a la 'abusividad' de las cláusulas asociadas al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH). Un caso en el que los grandes bancos reconocen jugarse 16.500 millones de euros.

Noticias relacionadas

Aunque el dictamen del abogado general no es vinculante, son raras las ocasiones en las que los magistrados no siguen sus recomendaciones. Es Caixabank la entidad que más dinero se juega: 6.700 millones de euros, según ha reconocido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en distintos folletos remitidos a los inversores en los últimos meses.

Tras la entidad catalana es el Santander el que más tiene en juego: 4.300 millones de euros, según explicaba José Antonio Álvarez la semana pasada. La mitad de esa cantidad procede del Banco Popular, según reconocía el consejero delegado de la compañía a los analistas. El BBVA sería la tercera entidad más afectada, con 3.100 millones de euros, seguida de Bankia con 1.600 millones.

El Sabadell es el banco con una menor exposición con cerca de 800 millones de euros, aunque es cierto que la entidad habría minimizado su factura ofreciendo a sus clientes pasar del IRPH a un tipo fijo en la hipoteca. Bankinter, por su parte, no se ve afectada. 

La sentencia del IRPH es un tema que, por lo general, las entidades financieras tienden a omitir. Consideran que la afección a sus cuentas de resultados es “limitado” y, de hecho, hasta hace unas semanas había pocas estimaciones sobre ello. Sin embargo, tras la advertencia del presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, de que estaban planteándose obligar a presentar estimaciones, parece que la información ha empezado a fluir.

No piensan lo mismo los ‘hombres de negro’ del Banco Central Europeo (BCE). En su último informe aseguraban que la sentencia “podría afectar a la rentabilidad de alguno de los bancos afectados”.

Estimaciones de Goldman

¿Qué es el IRPH? Se trata de un índice hipotecario calculado por el Banco de España (BdE) que cuenta con la ventaja de que es menos volátil que el euríbor. Sin embargo, sus hipotecas son más caras, ya que se estima que el cliente que se acoja a este indicador pagará hasta un 3% más.

Lo que el TJUE analiza no es la validez de este índice, si no la forma en la que los bancos lo han empleado y si se ha explicado con la transparencia suficiente, ya que muchos hipotecados se encontraron con que tenían tipos superiores al euríbor.

Las estimaciones de los grandes bancos se encuentran en un punto intermedio de las previsiones que puso encima de la mesa Goldman Sachs. Sus estimaciones hablaban de una horquilla que podría estar entre los 4.564 millones a los 44.000 millones de euros, por lo que de cumplirse las estimaciones proporcionadas estos días el golpe sería menos duro para el sector de lo que parecía en un principio.