Dazn se baja del carro. Dice que no le compensa el precio que tiene que pagar a Movistar por los derechos del fútbol. Así que su adiós deja prácticamente a Orange como el único operador con posibilidades de pujar por los derechos del fútbol que tiene en exclusiva Movistar

Noticias relacionadas

En la operadora naranja no dicen esta boca es mía, aunque en el sector se da por descontado que finalmente sacará la chequera y comprará LaLiga y la Champions, tal y como hizo el año pasado. Eso sí, previamente tendrá que firmar un cheque de 300 millones de euros, que es lo que le corresponde por su posición en el tablero de las telecos españolas. 

La inversión, a priori, parece que le sale rentable. Al menos, es lo que dejan entrever los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en donde se puede comprobar cómo los ingresos por la televisión aumentaron un 40% entre el segundo semestre de 2017 y el segundo de 2018. Una cifra nada desdeñable y que no parece que la operadora que lidera Laurent Paillassot esté dispuesta a perder. 

Está por ver qué ocurrirá con Bein, la OTT de Mediapro, que hasta la pasada temporada tenía los derechos y que, por ahora, tampoco ha dicho nada sobre cuáles van a ser sus planes de cara a los próximos meses. Lo mismo sucede con MásMóvil, aunque no parece que se vaya a decantar por comprar un producto que hasta ahora no ha tenido. 

Vodafone tampoco se va a lanzar a comprar a Movistar el fútbol. Todo lo contrario, como ha contado EL ESPAÑOL, la operadora británica va a decantarse por el cine y las series de Movistar. Una apuesta arriesgada que, además, tuvo impacto en sus cuentas el año pasado. Los datos de la CNMC son claros: en el último semestre de 2018 se dejó por el camino el 24% de sus ingresos.

Movistar, a la espera

En el equipo de Antonio Coimbra confían en su estrategia a medio y largo plazo: nada de fútbol, más cine y series, tarifas ilimitadas y 5G. Una estrategia que, por el momento, no parece estar dando los frutos esperados. Al menos, en lo que se refiere a la retención de clientes en términos de portabilidades. 

Habrá que esperar lo que ocurra en las próximas semanas. Movistar permanece a la espera de que los distintos actores muevan sus fichas, aunque todo apunta a que será sólo Orange la que dé el paso adelante.