El logo de Neoenergia (Iberdrola) en una imagen de archivo.

El logo de Neoenergia (Iberdrola) en una imagen de archivo.

Empresas

Neoenergia saldrá a Bolsa con un precio de 3,576 euros por acción

El precio de la oferta se sitúa dentro de la banda recogida en el anuncio del registro de la oferta, que era de entre 3,32 y 3,89 euros por acción. 

Noticias relacionadas

Quedan pocos días para que Neoenergia, la filial de Iberdrola en Brasil, empiece a cotizar en Bolsa. Poco a poco se van conociendo los detalles de esta salida. El último, ha sido el precio de las acciones, que se situará en los 3,576 euros por acción, ha informado la CNMV a través de un hecho relevante. 

De esta forma, el precio de la oferta se sitúa dentro de la banda de precios recogida en el anuncio del registro de la oferta, que era de entre 3,32 y 3,89 euros por acción. 

Está previsto que las acciones de Neoenergia empiecen a cotizar en el segmento "Novo Mercado" de la Bolsa de Valores de São Paulo el próximo lunes, 1 de julio, y que la liquidación de la oferta tenga lugar el martes. 

Valoración de 4.700 millones

A principios de este mes Iberdrola comunicó que Neoenergia saldría a Bolsa con una valoración máxima de 4.700 millones de euros.

La empresa pretende colocar un total de 208 millones de acciones, representativas de en torno a un 17% del capital y esto, en la horquilla de precios fijada, supone valorar el 100% de la energética en un mínimo de 4.005 millones de euros y un máximo mencionado anteriormente. 

Asimismo, en la OPV de la compañía, se prevé captar entre un mínimo de 686,5 millones de euros y un máximo de unos 800 millones de euros. 

La operación

Dentro de la operación, Iberdrola, que es socio mayoritario de Neoenergia con una participación del 52,45%, venderá un total de 29,7 millones de acciones. Banco do Brasil, por su parte, cuenta con un 9,35% de la compañía y venderá un paquete de 113,4 millones de títulos y el fondo de pensiones público Previ, propietario del 38,21% del capital, venderá 64,9 millones de acciones. 

De esta forma, tal y como estaba previsto, el grupo presidido por Ignacio Galán participará de manera simbólica en la OPV y mantendrá el 50% del capital de Neoenergía. Esta participación simbólica se debe a que Iberdrola está obligada a colocar un pequeño paquete.