El embajador de China en España, Lyu Fan, ha acusado a Estados Unidos (EEUU) de practicar "bullying" contra la compañía tecnológica Huawei bajo el "pretexto" de la seguridad nacional.

Noticias relacionadas

En una conferencia en la jornada 'La Franja y La Ruta', organizada por el diario 'Información', Fan ha opinado que EEUU usa "la fuerza del Estado para arremeter" contra una empresa "privada" y hacer "bullying".

Así, ha subrayado que Huawei es una empresa que no recibe fondos del Estado "ni militares" y que, sin embargo, es la empresa que "lidera" en el mundo el desarrollo de la tecnología 5G de telecomunicaciones.

Fan ha señalado que EEUU plantea ese mismo "problema" de seguridad nacional para la importación de coches alemanes porque existen "intereses" industriales y económicos y que se argumenta esa misma razón al hablar del aluminio canadiense, los juguetes chinos o las aceitunas negras españolas.

Fricciones comerciales

"Esos hechos afectan seriamente a la cooperación y al desarrollo tecnológico y científico", ha sostenido el embajador de China, para lamentar que, al final, los afectados son "los consumidores".

Ante ello, ha planteado que el aumento de los aranceles "compromete" a toda la industria y podría debilitar "la economía mundial". Ha resaltado que China "abre, cada vez más, la puerta, que nunca se va a cerrar", por lo que ha instado a los inversores españoles a acudir al país.

Lyu Fan ha rechazado hablar de "guerra comercial" y ha preferido referirse a la cuestión como "fricciones". "El comercio es beneficioso. La guerra es otra cosa, porque uno gana y otro pierde", ha argumentado.

Ha afirmado así que las fricciones que se están viviendo "son un ataque unilateral" de EEUU que "atropella el legítimo derecho de China al desarrollo". En ese sentido, ha defendido trabajar desde la "negociación" y con "buena voluntad" para encontrar una solución.

"China no quiere una guerra comercial, pero no tenemos miedo; si es necesaria para salvaguardar los derechos legítimos del Estado", ha aseverado el embajador chino en España.

La franja y la ruta

Sobre la Franja y la Ruta, el diplomático ha señalado que la economía del gigante asiático ha mantenido un ritmo de crecimiento "medio" durante el mes de abril, porque es una economía "sana" y "resiliente". "Ha sido capaz de resistir la caída del comercio y de seguir en el rumbo establecido", ha aseverado.

Además, ha puesto en valor la ruta de la seda entre Europa y Asia y la ha definido como patrimonio cultural e histórico de la humanidad. Ha recordado que China la impulsa desde 2013 y, en ello, están implicados 150 países.

Ha subrayado que el comercio de bienes mueve 5,3 billones de euros, que China invierte de forma directa más de 79.791 millones de euros y obras por valor de 354.660 millones de euros. Asimismo, ha enfatizado que la ruta puede suponer un crecimiento económico mundial del 0,1%.

Frente a ello, ha lamentado que el proteccionismo y el unilateralismo van aumentando y ha posicionado a China en "la paz, el desarrollo y el progreso".

Lyu Fan ha puesto de relieve que China es el primer socio de la Unión Europea y que en 2018 las inversiones de España en el país asiático alcanzaron los 3.369 millones de euros, mientras que China invirtió aquí 2.926 millones de euros.

Finalmente, ha pedido a España que no deje pasar "la oportunidad" de la ruta y ha instado a identificar sinergias de cooperación "más amplia" y ha hablado de que debe servir a China de "puente" hacia Latinoamérica.