Nuevo golpe a la credibilidad de OHL. La Audiencia Nacional esta investigando el presunto pago de comisiones irregulares por parte de directivos de la constructora a ayuntamientos y comunidades autónomas a cambio de adjudicaciones de obra pública.

Noticias relacionadas

La investigación estaría siendo dirigida por el magistrado Manuel García-Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional; la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) y formarían una pieza separada número 8 del caso Lezo. Ayer miércoles se levantó el secreto de sumario y está previsto que los investigados declaren los próximos días 4 y 5 de abril.

La práctica irregular habría sido destapada gracias a un "hallazgo casual" en medio de la investigación del denominado caso Lezo. Los agentes de la UCO realizaron entradas y registros en las oficinas de OHL . En ese momento, intervinieron conversaciones que habían sido grabadas por un empleado de la constructora en las que habrían detectado el presunto cobro de esas mordidas.

Desde la investigación se sospecha que estas cintas habrían sido guardadas por el propio implicado para "blindarse ante la propia compañía". El motivo para almacenar este material sería, precisamente, contar con una posibilidad de defenderse en el caso de que se destaparan estas prácticas irregulares, según publica el diario El Independiente.

En ese momento, la Audiencia habría abierto una serie de investigaciones específicas llevadas a cabo durante meses que han permanecido en secreto hasta el día de ayer. Los primeros indicios indicarían que el denominador común es que OHL se beneficiaba supuestamente de amaños en contratos públicos a los que se daba apariencia de legalidad.

Ofertas de compra que no llegan

Este escándalo llega en un momento complicado para la empresa. El Grupo Villar Mir comunicó hace unos días a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que "ni existe en la actualidad un proceso de negociación en curso, ni se ha recibido oferta concreta alguna" por su participación en OHL.

Un comunicado que desmintió una serie de rumores que durante semanas apuntaban a que la compañía estaba negociando desprenderse de su 34,6% en la constructora. Coincidiendo con esas informaciones, el valor de la acción subió notablemente durante varias sesiones.

Ese comunicado se sumó a otro anterior en el que también rechazaba que "en este momento" tuviera mandato alguno de venta de las acciones que controla en OHL. La participación tendría un valor de mercado de unos 100 millones de euros en función de la actual cotización de la constructora.

"No tenemos ningún mandato de venta en este momento", indicó la corporación en un comunicado al ser preguntado por los rumores sobre la posible compra de OHL por parte de la italiana Salini Impregilo.