¡He cambiado de banco! Seguro que en alguna ocasión has pronunciado esa maldita frase. Y decimos maldita porque aunque el proceso de cambiar la cuenta de una entidad a otra es sencillo, no lo es tanto el cambio de los recibos. ¡Siempre hay alguno que queda en el olvido! Así que después toca pagar las comisiones por devolución y ocuparse de resolver el follón que ha ocasionado. 

Noticias relacionadas

La lógica hace pensar que la elección del nuevo banco se toma siguiendo alguno de estos criterios: rendimientos financieros para el dinero que tenemos ahorrado, unas mejores condiciones a la hora de abrir la cuenta (menos comisiones, una cierta rentabilidad, devolución de un porcentaje de los recibos, etc), su cercanía o la facilidad a la hora de sacar dinero en un cajero...

La cruda realidad es que nos fijamos en cosas bastante diferentes para tomar la decisión. ¿La primera? En la seguridad que nos ofrece la entidad financiera es el principal factor a la hora de adoptar la decisión. En concreto, se fijan en ello el 37,9% de los españoles, según datos de iAhorro.  

Los 'regalos'

“Es, sobre todo, importante para los mayores frente a los más jóvenes”, según explica Antonio Gallardo, desde iAhorro.com.  A su juicio, una vez que “finalice la reestructuración bancaria y los bancos vuelvan a centrarse en ganar cuota de mercado aumentarán entre los españoles los criterios económicos” a la hora de escoger un nuevo banco. 

El segundo factor es un clásico: las promociones. Para el 17% es importante conocer qué le van a regalar, por lo que no es extraño que -además de ofertas a modo de compensaciones en remuneración- también se tenga en cuenta que regalen una televisión, un móvil o una videoconsola. 

Las promociones, descuentos y similares son, especialmente importantes, para los más jóvenes. Así, por ejemplo, el 42,6% de los jóvenes entre 18 y 24 años reconocen que éste es el primer motivo que les lleva a escoger un banco. Un porcentaje que disminuye a medida que avanza la edad. Así, por ejemplo, para la franja entre 25 y 34 es importante para el 22,5%, mientras que para los mayores de 65 sólo es determinante para el 1,65% de los encuestados. 

El resto de los factores

El tercer punto a tener en cuenta para elegir un nuevo banco son las comisiones (16,4%) y, por último, la cercanía (14,8%) y el número de cajeros (13,9%). 

Este estudio desmonta el imaginario colectivo en el que la mayor parte de los usuarios de banca se mueven sólo por las comisiones. Influyen, pero no es un factor decisivo. En buena medida porque han quedado reducidas a la mínima expresión por la competencia entre los bancos.