El consejero delegado de Endesa, José Bogas, en una imagen de archivo.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, en una imagen de archivo.

Empresas

La CNMC multa a Endesa con 300.000 euros por formalizar un contrato a espaldas de un cliente

El particular estuvo durante un año bajo un contrato de suministro eléctrico cuando este tenía la Tarifa Último Recurso y con derecho al bono social.

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto dos multas de 150.000 euros cada una a Endesa por formalizar un contrato de suministro de energía en el mercado libre a un cliente con Tarifa Último Recurso (TUR) y con derecho al bono social sin su consentimiento. 

Según la Comisión, el particular estuvo durante un año bajo un contrato de suministro eléctrico cuando este tenía la TUR y derecho al bono social, de forma que durante todo ese tiempo estuvo privado de los beneficios y descuentos asociados a este bono.

De esta forma, la CNMC considera que Endesa es responsable de una infracción grave por incumplir las medidas de protección al consumidor, en especial las relativas a los consumidores vulnerables. 

Otras multas similares

Esta no es la primera vez que la CNMC multa a una energética por incumplir la protección al consumidor y formalizar contratos sin su consentimiento. Recientemente, sancionó a Naturgy con 1,2 millones de euros por cambiar las tarifas a algunos clientes sin avisarles. Unas semanas antes, a Endesa con 260.000 euros por  haber cambiado el comercializador eléctrico sin el consentimiento de un particular; y a Iberdrola y a EDP con 70.000 euros por incumplir los requisitos de contratación con los clientes.

La CNMC insiste en que las empresas comercializadoras de electricidad y gas natural deben cumplir los requisitos fijados por la Ley cuando formalizan sus contratos y en especial se trata de consumidores vulnerables.