Vodafone España prepara un relanzamiento y la mejora de las prestaciones de bit, lanzada en noviembre como su tercera marca y con el objetivo de atacar el segmento de clientes de gama media. Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL confirman que el objetivo de la operadora británica es que bit sea uno de los pilares del futuro comercial de la compañía, en plena reinvención y reestructuración organizativa.

Noticias relacionadas

Este periódico ya ha informado del plan del CEO Antonio Coimbra, que pasa por atacar al segmento de bajo coste sin dejar de lado el cliente de alto valor, pero ahora con una estructura mucho más simplificada, más sinergias y menores costes. De esta manera, el relanzamiento de bit está incluido dentro del proyecto de la nueva Vodafone que deberá ser aprobado por los sindicatos, ya que va unido al ERE presentado para despedir a 1.100 personas y que busca redimensionar la plantilla.

Durante la presentación de la marca en noviembre, los directivos de Vodafone indicaron que bit entra en el tipo de cliente que se autosegmenta muy bien y que es 100% digital. De hecho, esta marca solo puede ser contratada por internet y, hasta el momento, la oferta cuenta solo con dos planes, el primero solo móvil con 25 gigas y 25 euros y una oferta de móvil más fibra con 25 gigas de móvil y 100 megas en el hogar por 50 euros.

Marca intermedia de Vodafone

Vodafone presentó a bit como su marca intermedia, dejando Lowi para un segmento de clientes de bajo coste y One para sus productos convergentes. Un proyecto que encaja perfectamente en la nueva estrategia de la compañía, que quiere estar más centrada en los clientes de poco valor y que hasta ahora se están quedando en segundas marcas o en MásMóvil.

El objetivo del relanzamiento de bit es mantener su carácter digital y quizás darle una vuelta a los precios, ampliando su target de posibles clientes. Vodafone necesita recuperar masa crítica tras la guerra del fútbol que le ha recortado de manera importante sus portabilidades. En su recuperación de los últimos dos meses la clave ha sido Lowi, que ha ganado tantas portabilidades como para poner a toda la compañía en positivo.

Pero se necesita más y en este punto bit puede dar un empujón comercial en un segmento en el que hasta ahora la compañía no había entrado de manera muy agresiva -productos competitivos y de alto valor sin televisión- y en el que hay una mejor presión comercial que en el resto de productos.

O2 y MásMóvil, su principal competencia

De hecho, el lanzamiento de bit llegó solo un mes después del primer despliegue comercial de O2 y con ofertas muy similares y paquetes casi calcados, lo que le convirtió en su principal competidor... junto con MásMóvil. En el caso del cuarto operador, gracias a Yoigo ha sido el que más ha ganado, no solo en este tipo de ofertas (solo móvil más fibra), sino en todo el sector de las telecos.

Para Telefónica, el principal lastre de su segunda marca ha sido la tarifa que ha tenido que aplicar en zonas reguladas -hasta hace unas semanas en 58 euros- por los 45 euros de otras zonas libres. No obstante, O2 ha movido ficha rebajando este precio regulado hasta los 50 euros, lo que añade más presión a bit. Del mismo modo, MásMóvil y Yoigo también han reestructurado completamente sus paquetes.

En el caso de bit, la mejora de su oferta comercial irá de la mano de una campaña comercial. De hecho, estos días bit se ha situado como la principal referencia dentro de los anuncios en su página de internet, un espacio históricamente reservado para los productos One. Una muestra de la intención de la compañía de querer reforzar su marca de gama media.