Los logos de Fiat y Chrysler en una imagen de archivo

Los logos de Fiat y Chrysler en una imagen de archivo

Empresas

Fiat Chrysler eleva su beneficio un 3% hasta los 3.632 millones de euros

Esta evolución positiva se debe al "sólido rendimiento operativo", así como al menor impacto impositivo en Estados Unidos.

El grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA) registró un beneficio neto de 3.632 millones de euros en el conjunto de 2018, lo que se traduce en una subida del 3% respecto a los 3.510 millones de euros contabilizados en el año precedente, según datos publicados por la empresa.

FCA destacó que la evolución positiva de su negocio durante 2018 se debe al "sólido rendimiento operativo", así como al menor impacto impositivo en Estados Unidos en comparación con el ejercicio previo, con la reforma fiscal de Trump.

La compañía señaló que los resultados positivos contabilizados durante el año pasado se lograron a pesar de la guerra comercial entre China y Estados Unidos y también de la incertidumbre regulatoria, así como de los retos por el lanzamiento de nuevos modelos en Norteamérica.

El consorcio italo-estadounidense cerró 2018 con una cifra de negocio de 115.410 millones de euros, un 4% más, mientras que su beneficio operativo ajustado fue de 7.284 millones de euros, un 3% de crecimiento.

Entre enero y diciembre del año pasado, la multinacional automovilística contabilizó unas matriculaciones consolidadas de 4,65 millones de unidades, un 5% más respecto a los 4,42 millones de unidades de 2017.

En el cuarto trimestre del año pasado, Fiat Chrysler contabilizó un beneficio neto de 1.293 millones de euros, un 61% más, y sus ingresos trimestrales subieron un 6%, hasta 30.619 millones de euros. Las ventas cayeron un 2%, hasta 1,12 millones de unidades.

Maserati gana un 73% menos

Por su parte, la firma Maserati obtuvo un beneficio operativo ajustado de 151 millones de euros en el conjunto de 2018, lo que representa una fuerte caída del 73% al compararlo con las ganancias de 560 millones de euros del año previo.

La evolución de Maserati durante 2018 se vio lastrada por el menor volumen de matriculaciones, principalmente en China y en otros mercados clave, y también por el 'mix' de mercado desfavorable. También impactaron en su beneficio los mayores gastos en Investigación y Desarrollo.

La marca del tridente matriculó 34.900 vehículos en todo el mundo el año pasado, un 32,2% menos, mientras que la cifra de negocio anual de la compañía se situó en 2.663 millones de euros, un 33% de reducción.