El BBVA ha presentado un beneficio en los nueve primeros meses del año de 4.323 millones de euros. Esta cifra supone un 25% más que hace un año que, si se lleva a tipos constantes, se eleva a un 43% más. 

Este fuerte aumento se debe, sobre todo, a las plusvalías de 633 millones de euros obtenidas por la venta de BBVA Chile. Influyen también las menores provisiones realizadas y la contención de gastos. 

El margen bruto (margen de intereses más comisiones) alcanza los 17.596 millones de euros, que supone un retroceso del 6,9% y que se eleva al 4,3% a tipos constantes. 

México, el que más aporta 

Los costes decrecieron un 7,1% gracias a una fuerte disciplina de reducción, lo que lleva el ratio de eficiencia hasta el 49.6%. 

Todo esto hace que el margen neto se quede en 8.875 millones de euros. 

Si se analizan los 4.323 millones de beneficios; México es el que más dinero aporta con 1.851 millones de euros. Le sigue España con 1.107 millones con Estados Unidos como tercer mercado principal con 541 millones de euros. 

La tasa de mora se sitúa en el 4,1%, el nivel más bajo desde junio de 2012 y la tasa de cobertura se instala en el 73%. 

En cuanto a términos de solvencia, el ratio CET 1 fully loaded es del 11,34% ya por encima del objetivo del 11% marcado por la entidad. 

El negocio en España

Si analizamos el negocio bancario de BBVA en España, el resultado aumenta un 10,5% en términos interanuales. Ahora bien, se detecta una caída de la inversión crediticia del 2%. Sí que aumentan los recursos de clientes y también los recursos de fuera de balance. Destaca el buen comportamiento de las comisiones que aumentaron un 10%. 

En cuanto al área de Non Core Real State, todavía no se refleja el traspaso del negocio inmobiliario a Cerberus, por lo que la exposición neta es del 5.460 millones de euros. 

Turquía 

Hay que mirar también a Turquía, en donde la filial de Garanti lograba un beneficio de 488 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Aumenta la tasa de mora hasta el 5,2% con una cobertura del 76%, y con una desaceleración de los préstamos en lira turca. 

“A pesar de las dificultades en Turquía y Argentina, hoy presentamos unos resultados que ponen de manifiesto la fortaleza de nuestro modelo de negocio y la diversificación geográfica. A los resultados, se suman los avances en la transformación del banco, una holgada posición de capital y la solidez de nuestros indicadores de riesgo”, señaló Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA.