Artur Bardera.

Artur Bardera. E.E.

Empresas ARTUR BARDERA

Artur Bardera: "Hay demasiado capital repartido en 'startups' y eso conlleva batacazos"

El inversor de un fondo de inversión resalta que el sector de las startups es el que más riesgos tiene, pero el que más oportunidades alberga.

Menorca

A sus apenas 26 años Artur Bardera trabaja un fondo de inversión especializado en startups. En un paisaje casi paradisíaco, rodeado de playa, hamacas, sol y buen tiempo, se entrevista con las 30 startups que se han dado cita en el programa de desaceleración de Menorca Millenials. Admite que hay muy buenas ideas, que hay mucho talento y que, aunque "faltan por pulir detalles", se pueden extraer cosas positivas.

Durante cuatro días ha tenido tiempo para conocer a casi todos los emprendedores que han convivido durante tres semanas para compartir charlas, consejos, ideas e intercambio de opiniones. Entiende que este sector "es arriesgado", pero a la vez "apasionante".

¿Es bueno que haya mucho inversor en las 'startups'?

En España cada vez hay más fondos y los mercados, digamos que están un poco ‘locos’. Los bancos ya no dan lo que daban y aparecen los nuevos mecanismos de inversión.

Cuando hay muchos fondos existe mucho capital en el mercado y los emprendedores se intentan aprovechar cuando en realidad tienen una idea buena y un powerpoint. Yo no puedo comprar eso, pero otro lo puede comprar.

¿Entonces existe una saturación de fondos?

No sé si tanto. Desde luego hay muchos. Pero más allá de que exista una saturación de fondos lo que sí hay es una cantidad de capital desmesurada repartida en el mercado. Esto, a la larga, es muy malo. Ahora la fiesta es muy bonita, pero dentro de unos años se sacarán las hojas y se verá quién va bien y quién no, y llegarán los batacazos.

Es necesaria la calma y el tiempo. Se necesitan cinco años para saber si todo va bien o no. Dentro de cinco años veremos lo que ocurre.

Intuyo que lo dice por los fondos de inversión...

Sí. Y por las startups. Es muy peligroso este sector porque hay riesgo y tenemos que tener en cuenta que existen instituciones depositan su confianza y los debemos cuidar. Muchas veces nos encontramos con emprendedores que no tienen la suficiente cultura financiera para poder entender como funcionan las cosas.

Recientemente hablaba con un emprendedor y me decía que no volvería a buscar dinero en los fondos de inversión porque le aprietan las tuercas, pero que lo hizo porque necesitaba la cantidad para poder sobrevivir. ¿Los fondos son el bote salvavidas en ocasiones críticas?

En el momento que un fondo entra, pasa a ser socio y es necesario establecer pactos. Los inversores se quieren asegurar cosas como sueldos o contrataciones. Es lo mínimo. Al fin y al cabo estás metiendo dinero.

Unos fondos aprietan más que otros. Es normal porque te juegas capital. Pero no es necesario tener que apretar. De hecho, se dan casos en los que los fondos piden elevar la valoración de la compañía para sacar dinero. La especulación es muy peligrosa.

¿Cuánta prisa tiene un inversor para sacar algo positivo?

Normalmente son diez años. Los primeros cuatro años son de inversión, un año de decidir si meter algo más de capital o aguantar, y el siguiente lustro es para desinvertir. Vuelvo a recalcar que debemos mirar a perspectiva largoplacista y, a veces, no sucede.

Pero hay otras fórmulas, como es el caso de los hedge funds que trabajan de manera diferente a los fondos de inversión. En cualquier caso al tercer año ya se sabe si la cosa va bien o no.

¿Es buen momento para invertir en startups a pesar del exceso del que hablas?

Creo que sí. El nivel está siendo más que aceptable. Cuando fui a la universidad la gente quería ser funcionaria. Ahora las cosas han cambiado y quieren decidir que hacer con su empresa. Ha habido un cambio de mentalidad en las escuelas de negocios. Es una mentalidad nueva que se ha dado con los millennials. Y hay grandes oportunidades en ese sentido.

Hay mucho margen de mejora y la gente está capacitada por ello aunque hay que ser estricto en los análisis. Aquí es donde, por ejemplo, mi fondo es respetuoso y cuidadoso. Saber que no es lo mismo invertir en una startup o en una empresa consolidada. Tenemos que ser conscientes de dónde nos metemos. Nuestra visión es tocar pocos palos y hacerlo sobre seguro, sin tener disgustos.

¿Cómo se encuentra a la 'startup' ideal?

Pues las cosas han cambiado, indudablemente. Como ya he dicho existe mucho dinero en el mercado y eso es peligroso en el sentido que no puedes pensar mucho en hacer o no la inversión porque la competencia te puede quitar a esa startup si esperas demasiado.

Ha cambiado el modelo de negocio en el sentido de que ahora son los fondos de inversión los que deben venderse para ser apetecibles para las startups y no al revés, como antes pasaba.

¿Los fondos inciden en las decisiones?

Depende. Nos aseguramos de que tengamos un sillón en el consejo de administración. Piensa que no hay que aportar solo dinero porque nosotros tenemos que mitigar riesgos de cara a nuestros clientes.

Hay que saber aportar cosas para que las startup te quieran a ti en vez de otros fondos. Ayudamos en recursos humanos o en estrategia y presentaciones.

¿Qué aporta venir a un sitio como Menorca Millenials?

El concepto es brutal. El día a día nos come la realidad pensando en lo que tenemos que hacer. Llegar aquí 15 días para poder focalizar y coger perspectivas es indispensable. Además se juntan inversores, otras startups que han pasado por aquí y entre todas se ayudan para sacar su proyecto adelante.

¿Con qué perspectiva viene un inversor?

Con una perspectiva de querer conocerlo todo. Descubrir nuevos proyectos y ver cosas que no podríamos hacer, tal vez, en una reunión en cualquier otro sitio porque el día a día se ve de otra manera. Vemos sus hábitos, sus maneras de trabajar en equipo… Aquí te das cuenta de los detalles que no percibes en los encuentros. Esto es, de verdad, muy importante.

¿Qué valoras para poder invertir en 'startups'?

Hay muchas variables. El equipo es fundamental. También pasa por saber lo que está funcionado en el mercado. El producto es un pilar fundamental para saber si el proyecto es bueno o no. Si un emprendedor no habla idiomas, si la motivación de los trabajadores es baja, nosotros decimos que no.

¿Es arriesgado invertir en 'startups'?

No hay nada más arriesgado que invertir en este sector. Por eso veremos que muchos fondos pueden tener problemas. Pero a la vez te sirve como imán para que el mercado confíe en ti.

Hay que trabajar mucho, tienes que estar constantemente con mucha gente y sobre todo desgasta mucho, pero merece la pena porque sientes que eres parte de otros muchos proyectos.

Por otra parte, invertir en startups te aporta muchos conocimientos que solo se adquieren si has invertido. Te das cuenta de los problemas que surgen y te hacen recapacitar. Además, te permite resolver las cosas de mejor manera porque ya te has enfrentado a situaciones parecidas.