A la izquierda, el presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, junto al consejero delegado, Jesús María Herrera.

A la izquierda, el presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, junto al consejero delegado, Jesús María Herrera.

Empresas NUEVA INVERSIÓN DE REFERENCIA

Cie Automotive llama al Ibex y se convierte en el nuevo ‘maná’ de los March

Revalorizan un 22% los 300 millones pagados por el 10% de la vasca, reciben 3,61 millones y esperan otros tantos en julio.

La familia March parece haber encontrado en la industrial vasca de automoción Cie Automotive otro valor seguro -junto al 5,1% indirecto en Gas Natural a través de su participación en CVC- que andaba buscando para compensar la definitiva salida del capital de ACS. Una inversión, en la empresa presidida por Florentino Pérez, que durante años sirvió a Corporación Alba -el holding patrimonial del clan mallorquín- como auténtico seguro para lograr grandes beneficios.

Aunque algunos analistas dudaron sobre la rentabilidad de invertir más de 300 millones de euros en una empresa que viene subiendo en bolsa de manera vertiginosa imparable -de 13 a 30 euros por acción en tres años- y que, por ese motivo, podría tener ya un recorrido muy limitado, lo cierto es que esa posibilidad ni está ni se la espera.

Los March compran títulos de Cie a los dueños de Gestamp y a unos hindúes 

Todo lo contrario: cuatro meses después de pagar 303 millones, a partes iguales, a Acek Desarrollo y Gestión Industrial -la patrimonial de la familia Riberas, los dueños de Gestamp- y a la empresa hindú Mahindra & Mahindra, por el 10% de Cie Automotive, la inversión no puede ser más satisfactoria.

En ese periodo, los March han comprobado cómo el valor de mercado de esos 12,9 millones de títulos supera los 390 millones de euros, con una revalorización del 22,34%. Y puede que no quede aquí la cosa.

Recomendaciones de compra y precio objetivo superior a 32 euros

Cinco de los siete analistas de Cie Automotive que en lo que va de año han emitido un nuevo análisis sobre las perspectivas bursátiles de la empresa vasca fabricante de componentes del automóvil, han recomendado la compra de sus acciones ante la posibilidad de que los títulos superen los 32 euros.

Un precio unitario hacia el que se dirige Cie sin prisa, pero sin pausa. Este lunes, la última apuesta inversora de los March cerraba en 30,26 euros por acción, un 0,4% de subida para registrar un nuevo máximo histórico, que elevaba su capitalización hasta los 3.903 millones de euros.

Además de estas plusvalías latentes, de 86 millones millones, la familia mallorquina veía cómo, tres semanas después de entrar en el capital del grupo que preside Antón Pradera y dirige, como consejero delegado, Jesús María Herrera, lograba ya embolsarse el primer dividendo. Un ‘regalo de Reyes’, abonado el pasado 5 de enero, que permitía a Corporación Alba recibir 3,61 millones de euros.

El CEO de Corporación Alba entra en CIE Automotive

Y eso no es todo. En la junta de Cie Automotive del próximo 24 de abril, que ratificará el nombramiento como consejero de Santos Martínez-Conde Gutiérrez Barquín, CEO de Corporación Alba, se aprobará un dividendo complementario con cargo al ejercicio 2017, por el mismo importe que el abonado en enero. Esos 0,28 euros brutos por acción reportarán a la patrimonial de los March un ingreso neto de 2,92 millones euros tras aplicar la correspondientes deducción fiscal del 19%.

Y, a través de otra carámbola accionarial, los March -de aprobarse en esa junta la venta del 50% que Cie Automotive tiene de la sociedad Global Dominion- se quedarán, el próximo 3 de julio, con el 5% de este proveedor de soluciones de ingeniería especializada. Una participación que, a día de hoy, estará valorado en unos 37 millones de euros. El resto de accionistas de Cie Automotive se repartirán el 45% restante de Global Dominon.

Con este movimiento, Cie Automotive cumple su objetivo, fijado en la salida a bolsa de la filial en 2016, de vender su participación en Dominion en cuanto esta empresa alcanzara un ritmo de generación de ingresos de unos 1.000 millones de euros anuales. Algo que ya está produciendo.

Cie Automotive se arma de razones para entrar en el Ibex

Si en los dos próximos meses, los números de Cie Automotive se mantienen, los March verán cómo esta nueva inversión entra en el selectivo Ibex 35 de la bolsa, aunque, presumiblemente, lo haría en sustitución de Viscofan. Otra de las empresas que forman parte de la cartera de Corporación Financiera Alba, que ha dejado de ser una de las 35 más líquidas de la bolsa española.

La liquidez es, junto a la capitalización y el volumen medio de negociación, uno de los factores que tiene en cuenta el Comité Asesor Técnico del Ibex 35 para determinar qué empresas ingresan en el selectivo índice.

El próximo 7 de junio se reunirá este comité para determinar si, dos años después del último cambio ordinario -el de 2017, con la entrada de Colonial por el Banco Popular tras la compra por el Santander, fue excepcional-, aprueba la entrada de Cie Automotive en el selectivo. Y, si lo hace, en sustitución de qué valor.

Los números que decidieron a los March a apostar fuerte por Cie Automotive no dejaban lugar a dudas. En 2017 ganaba 215 millones, un 33%, tras elevar su facturación un 29%, hasta 3.724 millones de euros. Como consecuencia de este volumen de negocio, el resultado bruto de explotación (EBITDA) superaba los 530 millones, un 30% más que en 2016.