Imagen de las pintadas contra los turistas en Baleares.

Imagen de las pintadas contra los turistas en Baleares. REUTERS

Empresas Alquiler turístico

Meliá ve "necesaria" la multa a Airbnb en Mallorca, pero pide más regulación

El Gobierno balear notificó esta semana una multa de 300.000 euros a la plataforma por comercializar viviendas sin la declaración de inicio de actividad turística.

Noticias relacionadas

El Gobierno balear inició esta semana un procedimiento sancionador contra la plataforma Airbnb por comercializar viviendas turísticas de forma ilegal en Mallorca. La multa marcada por esta infracción de carácter muy grave asciende a 300.000 euros y para Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels, es "necesaria". 

Aun así, advierte el ejecutivo, las medidas que se toman son "parches" más que soluciones que atajen la situación en el medio o largo plazo. 

"Creo en el modelo de alquiler turístico pero también creo que debería estar regulado y competir en igualdad de condiciones que el sector hotelero", ha manifestado el empresario mallorquín en un evento de la Asociación Balear de la Empresa Familiar (ABEF). Bajo su punto de vista, es necesario pensar "a nivel estratégico" qué lugar debería ocupar el alquiler turístico. 

No es la primera vez que el ejecutivo plantea la necesidad de realizar un debate de primer nivel sobre el tipo de turismo que se desea y cómo se quiere gestionar para que sea realmente un motor sostenible de la economía española. “En 2013 estábamos en 60 millones de turistas y hemos pasado a casi 83 millones en 2017. Es un crecimiento de casi el 40% cuando la capacidad hotelera ha crecido en ese mismo período casi un 2%. Esto no es sostenible”, señaló Escarrer en un evento organizado por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) durante la semana de la Feria Internacional de Turismo (Fitur).

Escarrer defiende la apuesta por la calidad de las plazas turísticas, por la segmentación y "por poner en valor algo más que el turismo de sol y playa", uno de los segmentos que reconoce como necesarios, "pero no suficiente". Es necesario complementar este tipo de oferta con una combinación de cultura, seguridad, apuesta por el medio ambiente e infraestructuras "de primera". 

El Gobierno balear ha señalado este jueves que, tras seis meses de vigencia de la nueva norma que regula el alquiler turístico se han dado de baja 574 viviendas. "Un total de 3.620 plazas que ya no irán a bolsa sino que desaparecen", ha señalado la vicepresidenta del Govern y consellera de Turismo, Bel Busquets. Durante su comparecencia en la Comisión de Turismo en el Parlament, Busquets ha subrayado que "sólo una regulación clara puede permitir saber de lo que se habla y evitar que este volumen fuera de control aumente". 

"La aprobación de la ley que regula el alquiler turístico establece, por primera vez en la historia de estas islas, un techo real de plazas turísticas, constituido por las plazas existentes más la bolsa de plazas disponible", ha agregado.

Airbnb recurrirá la multa

La Vicepresidencia y Conselleria de Innovación, Investigación y Turismo notificó el lunes la infracción de carácter muy grave a Airbnb Ireland UC. Según el Govern, Airbnb ha comercializado viviendas turísticas sin la declaración responsable de inicio de actividad turística (DRIAT) o sin indicar el número de inscripción turística. Desde la aprobación de la ley turística de Baleares no se había iniciado ningún expediente sancionador tipificado como falta muy grave en Mallorca.

Desde la plataforma defienden su aporte a la economía -aseguran haber aportado "más de 500 millones" a la comunidad autónoma-, y advierten de que las familias baleares podrían "perder 100 millones de euros como resultado de la nueva legislación de viviendas de uso turístico". Airbnb, que tiene un plazo de 15 días hábiles desde que recibe la notificación para presentar alegaciones, indicó que apelará la sanción. Se trata de "una multa contra las familias locales que comparten su hogar y aportan grandes beneficios a Mallorca y Baleares", señaló.