Las cataratas de Igauzú son una de las maravillas naturales del mundo

Las cataratas de Igauzú son una de las maravillas naturales del mundo

Con la colaboración de

Economía VIAJES

Iguazú, una experiencia única con puente directo desde Europa

Las Cataratas de Iguazú son una de las siete maravillas naturales del mundo y ahora Air Europa las acerca a España más que nunca gracias a sus dos frecuencias semanales.

Argentina es un país sorprendente, con ciudades cosmopolitas, con una cultura muy arraigada y con maravillas naturales de esas que hay que visitar al menos una vez en la vida. Uno de estos lugares son las Cataratas de Iguazú, un complejo de saltos de agua que hacen una frontera natural con Brasil, pero que está más cerca que nunca de España gracias a la ruta de Air Europa que conectará, desde el próximo mes de junio, Madrid con Puerto Iguazú mediante dos frecuencias semanales a bordo de un 787-8 Dreamliner.

Iguazú es un lugar imprescindible para los amantes de la naturaleza. De hecho, el enclave está incluido entre las nuevas siete maravillas naturales del mundo, además de que la UNESCO las ha considerado Patrimonio Natural de la Humanidad.

Un lugar único en el planeta

Pero más allá de este currículo, Iguazú es una experiencia. La foto más típica es la de sus cataratas, cuyas aguas bañan tierras argentinas y brasileñas. Es un complejo que comprende 275 saltos que pueden llegar a los 80 metros de altura. La fuerza de la corriente, el ruido, el entorno selvático y la sensación de magnitud ante uno de los lugares más especiales del planeta, trasladan al espectador a un sitio mágico y único en el globo.

Entre las rutas que permiten la visita, destaca la que conduce a la Garganta del Diablo, la cascada más conocida y espectacular de todas. Al sendero que lleva a la misma se pueden añadir otros, como el del Paseo Inferior, el Paseo Superior, el cruce a la Isla San Martín, el sendero Macuco o el Yacatratiá. Ninguno supera los 1.400 metros de recorrido y todos gozan de las medidas de seguridad adecuadas para no preocuparse más que de hacer las mejores fotos posibles.

Cataratas de Iguazú

Cataratas de Iguazú

En torno a las cataratas también hay infinidad de posibilidades para el turista, incluidas la de practicar actividades deportivas o la experiencia -más tranquila- de visitar estas caídas de agua de noche, en el conocido Paseo de luna llena. Tal opción proporciona una sensación indescriptible y emocionante, ya que la organización de estas visitas exclusivas lleva a lugares como la Garganta del Diablo a oscuras y con los sonidos de la selva como única banda sonora.

Las cataratas son el punto más espectacular, pero el Parque Nacional de Iguazú, donde están localizadas, guarda igualmente muchas sorpresas. Su extensión, y la calidad de sus instalaciones, hacen recomendable una estancia de varios días, en los que disfrutar la experiencia de vivir uno de los ambientes más agrestes de Sudamérica con todas las comodidades de un lugar habitado y totalmente accesible al alcance.

El Parque Nacional de Iguazú es un entorno privilegiado para la fauna y la flora.

El Parque Nacional de Iguazú es un entorno privilegiado para la fauna y la flora.

Y aunque el agua sea el principal motivo para llegar al Parque Natural, la zona también es un paraíso para los aficionados al avistamiento de pájaros o de flora. La biodiversidad es tal que las cifras palidecen ante el mosaico de color que contienen las más de 67.000 hectáreas de Iguazú: hay registradas más de 2.000 especies de flora y 450 de aves -muchas exclusivas- y hasta 80 de mamíferos de todo tamaño, desde osos hormigueros hasta pumas, pasando por los monos o los coatíes, animales endémicos del continente.

La naturaleza influye en la Iguazú del presente pero también en la del pasado. La cultura de la zona ha convivido con lo que ofrece esta selva (la más extensa al sur del Amazonas), y una de las manifestaciones más interesantes es la que, aún hoy, ofrece la cultura guaraní. Este pueblo, que fue el primer habitante de la zona antes de la llegada de los misioneros, conserva hoy sus vestigios intactos principalmente en la Reserva Mbororé, en la que se encuentra una aldea que abre al mundo sus costumbres, su folclore y sus creencias.

Dreamliner 787-8 de Air Europa

Dreamliner 787-8 de Air Europa Iñaki Ropero

Hoy en día, la ciudad más importante que da acceso a las cataratas es Puerto Iguazú, una localidad que, además de por su proximidad al parque, tiene peculiaridades que delatan su importancia estratégica: está bañada por dos ríos -el Paraná y el propio Iguazú- y limita con otros dos países -Brasil y Paraguay-, lo que ha orientado sueconomía hacia el turismo y el comercio y le ha dado el sobrenombre de 'la triple frontera'.

Frontera con dos países y, desde junio de 2019, con un puente directo a Europa, gracias a las dos frecuencias semanales que conectarán esta ciudad con Madrid y que consolidan la apuesta de Air Europa por Argentina, donde ya opera en Buenos Aires y Córdoba. Para llegar a Puerto Iguazú desde España, los vuelos saldrán los sábados y los jueves. Los sábados el trayecto será directo, mientras que la vuelta del domingo alcanzará Madrid previa escala en Montevideo.

Confort y conexiones garantizadas

La frecuencia del jueves también hará un breve alto en la capital uruguaya antes de llegar a Puerto Iguazú, desde donde el viernes retornará directamente a Madrid. Estos horarios están pensados para garantizar a los pasajeros una excelente conectividad con el resto de destinos europeos y domésticos de la aerolínea.

Una de las ventajas de volar a Puerto Iguazú con Air Europa será la comodidad, ya que la firma destinará a esta ruta uno de sus 787-8 Dreamliner, una aeronave pensada para vuelos de largo radio que combina un excelente rendimiento medioambiental con el máximo confort. Este modelo tiene una capacidad de 274 plazas en turista y 22 en business, donde las butacas son flat bed, totalmente abatibles hasta convertirse en una cama de 203cm de longitud y 56 cm de anchura. 

Butaca en business-

Butaca en business- Bilbaospotters

Todos los asientos disponen de una pantalla táctil de entretenimiento audiovisual, un puerto USB y la posibilidad de conexión WiFI. Y, para completar la experiencia, las mejores opciones culinarias: los pasajeros de estos vuelos con salida de Madrid tendrán a su disposición menús saludables elaborados con ingredientes ecológicos y productos con certificado de origen de calidad; y los de business, además, pueden elegir probar la cocina de Martín Berasategui. El afamado chef ha diseñado un menú especial en la línea de su cocina creativa y de vanguardia que hará que el viaje a Iguazú sea inolvidable antes ya de descender del avión.

Como para el resto de sus destinos, viajar a cualquiera de estas ciudades argentinas también permite aprovechar todas las ventajas que ofrece el programa de fidelización Air Europa SUMA. El cliente SUMA obtiene por cada euro abonado por su billete en clase turista un total de seis millas y el pasajero Business, además de obtener las mismas millas que el pasajero turista, recibe también un bonus de tres millas extra; entre otras múltiples ventajas.