Óscar Graefenhain no seguirá al frente del ICAA pese a la insistencia del sector.

Óscar Graefenhain no seguirá al frente del ICAA pese a la insistencia del sector. EFE

Cine

Óscar Graefenhain no seguirá al frente del ICAA pese al apoyo del cine español

El director del Instituto de la Cinematografía ha comunicado su marcha, que será efectiva este viernes. La industria había pedido que se quedara, pero desde el Ministerio todavía tenían dudas.

El director del ICAA, Óscar Graefenhain, no seguirá al frente de la institución tal y como ha podido confirmar EL ESPAÑOL. El responsable del cine español y de defenderlo ante el ministro de Cultura, y especialmente frente al de Hacienda, ha decidido no continuar pese a que finalmente José Guirao había decidido mantenerlo en el cargo por las insistencias del sector, que habían encontrado en Grafenheim a un hombre de confianza, dialogante y efectivo en una época en la que nadie les hacía caso. De hecho hasta había sacado al anterior ejecutivo la promesa de realizar una partida extra para subir las ayudas de 30 millones a 40.

Fuentes cercanas al ICAA explican a este periódico que aunque se daba por hecho “que el que llega tiene derecho a cambiar y a poner nuevas reglas al juego” todavía no se había tomado una decisión ya que desde el equipo de José Guirao “al final han tenido muchas dudas” que han tenido al hasta ahora director esperando. Finalmente ha sido él el que ante la indecisión y las dudas ha decidido no seguir. “En este puesto tienen que sentir todo el respaldo, si no, es muy difícil”, apuntan las mismas fuentes que dicen que la decisión ha sido “un término medio”.

Graefenhain, exdirector general de Deportes, llegó al mundo del cine elegido por Méndez de Vigo tras la destitución de Lorena Gómez Olivares por el escándalo de la filmoteca publicado por este periódico. Desde entonces, y a pesar de no haber logrado que se aumentara la dotación para las ayudas a la producción, el director del ICAA se ganó a la industria y se puso al día de los asuntos más urgentes. Especialmente notable fue la rapidez con la que escuchó a la Asociación de Mujeres Cineastas en su petición de que se diera más puntos en las ayudas a aquellas películas con presencia femenina en cargos donde la brecha de género era mucho más grande.

Óscar Graefenhain ya daba por hecho que no seguiría en el ICAA, de hecho la semana pasada ya lo había comunicado a su gente de confianza y a algún interlocutor del miembro del cine, pero tras la insistencia del sector y la urgencia de ciertas medidas, el PSOE empezó a plantear la posibilidad de que fuera él quien se quedara liderando esta nueva etapa aunque no fuera alguien elegido por el equipo de José Guirao. Tras estos vaivenes el ya exdirector ha decidido que prefería no seguir y dejar que buscaran a alguien como planteaban al principio.

Muchas asociaciones, especialmente aquellas que actúan de intermediarios entre la industria y el Ministerio, habían hecho llegar su interés en que fuera él quien se quedara en vez de poner a un nuevo gestor que tenga que ponerse al día ralentizando un sector que necesita medidas urgentes.