La influencer de moda española, Gala González (33 años), ha sorprendido a todos sus seguidores al contar el calvario por el que ha pasado los últimos días, justo después de su vuelta de la Semana de la Moda de Milán. Y es que, después de aterrizar el fin de semana pasado en Madrid, Gala despertó el domingo llena de dolores y malestar. Teniendo en cuenta la velocidad con la que el coronavirus se está extendiendo por Italia, especialmente Milán, y la falta de medidas sanitarias, como la utilización de mascarillas debido a su inexistencia o los nulos controles sanitarios al volar de Italia a España, Gala cayó en la conclusión de que había contraído el virus.

Noticias relacionadas

Ahora, cuatro días después, ha compartido la historia en su cuenta de Instagram.  "Esta es mi historia con el CoVid19. Hasta hoy, solo unos pocos sabían realmente por qué había estado tan ausente de todas las actividades de París durante los últimos 3 días, teniendo que cancelar espectáculos y eventos. Sentí la necesidad de compartir mi historia, incluso si estoy escribiendo esto desde la cama, aún luchando con el dolor", ha comenzado su escrito González en compañía de un vídeo de ella misma paseando por las calles de Milán.

"Todo comenzó el domingo pasado después de que (para mi horror) me desperté con fiebre alta combinada con horribles dolores corporales. Normalmente, habría aceptado rápidamente mi situación, pero como solo una semana antes había estado en Milán (justo donde el coronavirus se propagó en Europa) decidí que debía ir directamente al hospital lo antes posible. Con escalofríos, una tos seca imparable y una fiebre devoradora que surgió de la nada, empecé a darle vueltas a la cabeza sobre el hecho de cómo/dónde/cuándo podría haberme pasado esto... y lo más importante: todas las personas con las que he estado en contacto y a las que podría haber puesto en riesgo", ha continuado con su difícil relato. 

"Una vez en el hospital (la sala en la que me mantuvieron parecía sacada de una película de terror donde los médicos usaban trajes de plástico contra el Ébola) me pusieron en cuarentena durante más de un día mientras realizaban todo tipo de pruebas para descubrir qué virus estaba realmente dentro de mí. Mentiría si dijera que no estaba asustada o molesta. Todo en lo que podía pensar es en cómo iba a explicar esto y la culpa que sentiría si hubiera puesto a otra persona en riesgo".

González durante la Fashion Week de Nueva York. Gtres

"Después de esperar en una sala de cuarentena con cero acceso al mundo exterior, 12 horas más tarde finalmente me dijeron que estaba limpia de coronavirus pero, en su lugar, obtuve un resultado positivo para su predecesor: gripe A (la misma pandemia, pero hace unos años). Me recomendaron no mostrar al público ninguna información para evitar la propagación del pánico no deseado. Así que, no ha sido hasta hoy cuando he podido levantar mi teléfono para escribir esto, y si me preguntas, ahora entiendo que todos terminaremos enfrentando la nueva mutación del virus en algún momento, antes o después".

"Lo que realmente me molesta es pensar que algunas personas pueden ser muy egoístas y, en lugar de tomarse un tiempo libre para recuperarse y proteger a otras, prefieren salir a espectáculos, fiestas y eventos. Sin pensar en los riesgos a los que están exponiendo a otras. Por favor, piensa también en los demás", finaliza su exposición la influencer. Una historia que, espera, sirva para concienciar aún más a la población de la necesidad de mantener altas medidas de higiene y conservar la calma ante la pandemia.

[Más información: Mascarillas de lujo: la moda contra el coronavirus que ha conquistado a las 'celebrities']