María Pombo tiene casi 700.000 seguidores en Instagram.

María Pombo tiene casi 700.000 seguidores en Instagram.

Famosos CONTRA LOS 'HATERS'

María Pombo denuncia el acoso que sufre en Instagram

La 'influencer' se suma a la ola de denuncias por la persecución que sufre en las redes sociales y los ataques constantes hacía su físico. 

María Pombo está cansada del acoso. La joven de 22 años se dedica profesionalmente a la exposición, muchas veces la sobreexposicion, de parte de su vida privada. La conocida madrileña vive entre viajes, moda y familia: influencer de profesión. También empresaria, tiene una marca de ropa -Tipitent- junto a su novio, su hermana y su cuñado. 

La influencer ha publicado un vídeo en su Instagram apoyando a su compañera de profesión Alexandra PereiraLovely Pepa. Esta última publicó un vídeo de treinta minutos en el que denunciaba el acoso a través de las redes que había sufrido durante más de nueve años. 

También es empresaria y tiene una marca de ropa.

También es empresaria y tiene una marca de ropa.

Agotada hasta el hastío hace menos de un mes que reaparecía en las redes, después de una operación de nariz, para anunciar que durante un tiempo dejaría de subir vídeos a YouTube. Que no se sentía segura de sí misma, decía. Que los ataques constantes por su intervención quirúrgica -una rinoplastia por salud- le habían desgastado. Así, se sumó a las múltiples denuncias que los nuevos iconos de la moda hacían en sus portales digitales. 

"Cómo te has atrevido", "La has cagado", "¡Qué te has hecho en la cara!", son sólo algunos ejemplos de los mensajes que le dedicaron a María Pombo. Así que tomó una decisión: dejar de aparecer en las imágenes o en los vídeos que le habían llevado a donde estaba. 

Poco tardó en no darles la razón y siguió con su vida habitual. Continúo compartiendo su vida a través de las instantáneas.Hasta ahora. La joven ha vuelto a hablar sobre el tema al ver la publicación de su compañera Lovely Pepa. "Hay gente que dedica su tiempo a hundir a otras personas porque se piensan que somos robots", denunciaba Pombo. 

A sus espaldas: casi 700.000 seguidores en Instagram, una marca de ropa y una vida laboral rendida a la moda y las publicaciones. Siempre contra los haters de las redes sociales, la joven los exponía publicando las conversaciones en las que le insultaban. "Subo pantallazos de las críticas, los insultos y cosas tremendas que me dicen para que os deis cuenta", hablaba a los usuarios. 

"Hay foros en revistas donde estas personas pasan horas y días insultando", ha explicado Pombo. La joven habla de los ataques y el bullying y exige que no se permita. 

María Pombo denuncia el acoso que sufre en Instagram