Marcos de Quinto y Angélica de la Riva, este jueves en Castill de Cabras.

Marcos de Quinto y Angélica de la Riva, este jueves en Castill de Cabras.

Famosos CON ANGÉLICA DE LA RIVA

La 'boda gitana' de Marcos de Quinto que paralizará Cuenca tres días

El exvicepresidente ejecutivo de Coca Cola se casa después de un noviazgo fugaz de 9 meses. Será la segunda vez que abandona la soltería.

Lo suyo ha durado lo mismo que un embarazo. Tras nueve meses de intenso idilio, Marcos de Quinto (58 años) ha decidido pasar por el altar de nuevo. Lo hará por todo lo alto, con una boda que durará tres días en su adorada Cuenca, lugar en el que se refugia a menudo quien fuera vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola y en el que no hace mucho adquirió una finca en la que disfruta de los rallies, uno de sus hobbies predilectos.

Los festejos darán comienzo este mismo viernes por la noche. De Quinto y su prometida, la soprano cubano-brasileña Angélica de la Riva han preparado una visita nocturna guiada al casco histórico de la capital que partirá del Parador, desde el que se divisan unas espectaculares vistas sobre la ciudad. Tras la curiosa ruta, los invitados disfrutarán de cena libre, según desvelan algunos medios locales. 

De Quinto y De la Riva se convertirán en marido y mujer dentro de unas horas.

De Quinto y De la Riva se convertirán en marido y mujer dentro de unas horas.

El gran día, el sábado, la pareja contraerá matrimonio pasadas las siete de la tarde. Después, los invitados disfrutarán del banquete en el Parador. Precisamente los selectos asistentes al evento VIP, entre los que se encuentran Sol Daurella, el piloto Manolo Plaza, Risto Mejide y Pilar García de la Granja, entre otros, se han instalado ya en algunos de los mejores hoteles de la zona, incluido el lujoso establecimiento.

Ya el domingo, los invitados que sigan al pie del cañón podrán disfrutar con el recién estrenado matrimonio de una paella en el Parador, después de la cual podrán realizar otra visita guiada, esta vez a la Serranía de Cuenca.

Página web propia y nada de regalos

Por si algún invitado se despista, De Quinto y De la Riva han dispuesto esta página web de acceso restringido en la que ofrecen desde datos biográficos de los novios con fotografías incluidas hasta el programa de actividades de los tres días de celebración e incluso una especie de guía útil de Cuenca con información práctica sobre cómo llegar o dónde alojarse. Asimismo, el futuro matrimonio ha dejado claro que no quiere regalos de boda. De hecho, ni siquiera cuentan con una lista de bodas porque quieren que la generosidad de los invitados se canalice hacia "dos proyectos humanitarios que apoyan. Por supuesto, cualquier detalle personal -poema, dibujo, objeto carente de valor económico, pero sí de valor simbólico/sentimental- será bien recibido". Concretamente, los dos organismos a los que se destinarán los regalos son Orquestando a Vida y Querer.

Los inicios de la relación

El 9 de diciembre de 2016 los caminos de Marcos de Quinto y Angélica de la Riva se cruzaron. Coincidieron en Nueva York. La soprano cantaba una de sus óperas y el exvicepresidente ejecutivo de Coca-Cola acudió a ver a su amigo de la infancia y compañero del colegio Estilo Ricardo Llorca (55), reconocido compositor por cierto. Fue éste el que presentó a la pareja, que desde ese día se volvió inseparable.

Los dos viven a caballo entre Nueva York, Madrid y Lisboa, donde acaban de adquirir un acogedor apartamento en el aristocrático barrio de Lapa, que cuenta con unas impresionantes vistas al Tajo, según ha podido saber este medio. Lo cierto es que el nivel de vida del exdirectivo, que aún es asesor de Coca-Cola y consejero de Telepizza, dista de ser modesto. 

Despedida de Marcos de Quinto de su equipo y amigos en Coca Cola Iberia.

Las mujeres y otras aventuras

La que protagonizará este sábado es su segunda boda, pues ya estuvo casado con la productora Elena Mangada, con quien tuvo tres hijos que rozan la treintena. Poco después de separarse de ella, comenzó una relación con la periodista Teresa Viejo (53) que se prolongó durante más de un lustro. 

Después llegaría la diseñadora de joyas Candelas Sastre, hermana de la modelo Inés Sastre (43), con la que se especuló con la posibilidad de una boda. Sin embargo, también esta vez la relación terminó en ruptura. Su última pareja, la que precedió a Angélica de la Riva, era una investigadora de proyección internacional relacionada con temas farmacéuticos. Esta vez el culpable del distanciamiento fue el cambio de residencia a Atlanta para hacerse cargo de la vicepresidencia mundial de Coca-Cola. "Me iba a acompañar, pero al final me quedé solo. Ha sido complicado digerirlo. Si hubiera sabido que iba a pasar... quizá no hubiera aceptado el puesto. Estoy solo. Ése ha sido mi peaje", se desahogaba De Quinto sin saber que sólo unos meses más tarde se cruzaría en su vida la soprano brasileña, con la que ahora quiere compartir el resto de su vida. 

[Más información: Las mujeres y otras aventuras, la 'chispa de la vida' del ejecutivo Marcos de Quinto]