Región

Cerca de 4.000 personas reivindican un 'Tiempo de ganar' en Salamanca

2 mayo, 2018 02:35

1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, una jornada festiva en España pero también reivindicativa. Los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) protagonizan junto a partidos políticos de izquierdas la tradicional manifestación a las 12:00 horas desde la Gran Vía hasta la Plaza Mayor, este año bajo el lema 'Tiempo de ganar'.

Una manifestación más numerosa que en otras ocasiones, en la que cerca de 4.000 personas salen a la calle para pedir un empleo digno. La manifestación iba encabezada por la pancarta principal, que llevaban los líderes sindicales Emilio Pérez, de CCOO, y José Luis González Rivas, de UGT. A la misma también se sumaron diversos colectivos de trabajadoras del hogar, pensionistas y diversas formaciones, como Juventudes Socialistas de Salamanca, con pancarta propia. La marcha iba cerrada por el PCE y la CNT.

Manifiesto de los sindicatos por el 1 de mayo de 2018

Y es que los sindicatos consideran que ha llegado el momento de subidas salariales y recuperar los derechos laborales perdidos durante la crisis, ahora que según el Gobierno ha llegado ya la recuperación. Por eso, amenazan con más tensión social en la calle e incluso no descartan en un futuro la palabra huelga. Son las visiones de una y otra parte, pero, ¿qué dicen las estadísticas del mercado laboral en Salamanca? ¿Hay motivos para un Primero de Mayo reivindicativo?

En marzo, últimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (el próximo viernes se publicarán los de abril), hubo 340 desempleados menos en la provincia de Salamanca, hasta 25.099, y son 2.034 menos que el año pasado. La afiliación a la Seguridad Social también registra datos positivos, 116.482 personas, 253 más que el mes anterior, y son 2.034 afiliados más que hace un año, dato que se considera que marca la creación o no de empleo, y la cifra de autónomos enlazó dos meses al alza.

Por su parte, la Encuesta de Población Activa del primer trimestre contabiliza a 21.300 parados salmantinos, cuatro mil menos que el año pasado. Además, este cómputo elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) es muy inferior a los parados que contabiliza el Gobierno. Pero sobre todo cabe destacar que esta cifra de parados, aun tratándose de una encuesta, y por tanto de una estimación, es la misma que la del año 2008, justo antes de estallar la crisis económica. Es, por tanto, el dato de desempleo más bajo desde hace una década en la provincia charra.

Sin embargo, gran parte de este descenso en la lista del paro se debe a la emigración de población activa hacia otras provincias de España e incluso el extranjero en busca de mejores oportunidades laborales. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos sobre el padrón oficial de población a 1 de enero de 2018, que inciden sobre la sangría demográfica en la provincia de Salamanca. Y es que durante el último año perdió otros dos mil cuatrocientos habitantes y su población es similar a la que había en el año 1910.

El descenso de población se debe principalmente a la fuerte emigración juvenil mientras Salamanca envejece a marchas forzadas. En concreto, hay 87.261 mayores de 65 años, trescientos más que hace un año, mientras que los jóvenes son 61.752, unos mil quinientos menos. Durante la última década, Salamanca ha perdido 25.000 jóvenes, o lo que es lo mismo, seis cada día, uno menos cada cuatro horas. En cambio, ha ganado más de 4.500 mayores, más de uno cada día.

Por su parte, la contratación que impulsa la afiliación a la Seguridad Social se debe a trabajos temporales y en condiciones precarias. De hecho, sólo se creó un empleo por cada treinta contratos. Se generan más contratos que el año pasado, trescientos en el cómputo de los tres primeros meses, pero por la rotación del mismo nicho de empleados que trabajan por días u horas concretas según la necesidad. Así, han aumentado los parados de larga duración, que cada vez encuentran menos oportunidades para poder regresar a un mercado laboral muy acotado en determinados sectores económicos. Salamanca es la novena provincia donde menos aumenta la cifra de ocupados, con apenas un 1,78%, sólo por delante de Huelva, Jaén, Asturias, Ávila, Palencia, Zamora, Badajoz y Cáceres.

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO