Región

El Cristo de la Humildad recorre por primera vez Salamanca

25 marzo, 2018 15:02

La Semana Santa de Salamanca, declarada de Interés Turístico Internacional, ha estrenado este sábado procesión. La Hermandad Franciscana sacó por las calles de la capital charra por primera vez al Santísimo Cristo de la Humildad. Fue a las 22:00 horas desde la iglesia de San Martín, respetándole la lluvia que el día antes impidió la salida de la Virgen de los Dolores.

Ha sido una procesión especial, pues los hermanos vestían una túnica monacal, inspirada en el hábito original de la Orden franciscana, por lo que desplegada tenía la forma de una tau, emblema de la hermandad, la cruz griega de la Custodia de Tierra Santa, con las cuatro cruces pequeñas que la rodean. La tela es de color marrón tejida en lana. Cordón franciscano y sandalias.

El Cristo de la Humildad es obra de Fernando Mayoral. La Hermandad franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad fue erigida canónicamente por Carlos López, obispo de la Diócesis de Salamanca, el 14 de octubre de 2016. Se fundó a partir de una iniciativa de José Manuel Ferreira Cunquero tras el fallecimiento en diciembre de 2015 de un familiar suyo, fray Romualdo Fernández Ferreira, responsable de la Custodia franciscana en Siria. Esta circunstancia avivó un mensaje de recuerdo y apoyo hacia los cristianos de Tierra Santa, que fray Romualdo había inculcado en José Manuel.

En contacto con unos pocos amigos, enseguida se constituyó un grupo promotor de ocho personas, que con gran entusiasmo vieron en la hermandad una institución estable que pudiera materializar y propagar aquél mensaje de una manera eficiente, tanto desde el aspecto económico, a través de las cuotas (un mínimo del 50% de las mismas) y donativos, como desde la oración y la sensibilización en los cultos de la Hermandad y en la manifestación pública de fe de su procesión penitencial.

A través de los franciscanos de Salamanca se contactó con el monasterio de la Purísima Concepción, de las franciscas descalzas, ubicado en la calle Ponferrada 23, que desde un primer momento mostraron su entusiasmo en acoger como sede canónica a la Hermandad. Al mismo tiempo, se visitaron los diferentes conventos de la Orden Franciscana en la ciudad, para exponerles el proyecto, obteniendo su apoyo y algunas iniciativas de interés.

A finales de julio de 2016 se solicitó ante la Junta de Semana Santa de Salamanca el inicio de los trámites oportunos para la aprobación de la Hermandad por el Obispado, como asociación pública de fieles, y su consiguiente inclusión en el organismo integrador de las Cofradías y Hermandades penitenciales de la ciudad. Tras la erección canónica citada al inicio de este apartado, la Junta de Semana Santa de Salamanca aprobó su inclusión en la misma, mediante votación efectuada al efecto en reunión mantenida el 27 de diciembre de 2016.