Región

Aguado estudiará la petición de una única unidad de enfermedades autoinmunes

20 febrero, 2018 14:03

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que su departamento estudiará la petición de la Asociación de Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León (Eavacyl) de constituir una única unidad de enfermedades autoinmunes que englobe a las dos áreas de Valladolid.

Sáez Aguado ha incidido en que "en general" la idea de concentrar recursos cuando se trate de un mismo procedimiento es "razonable", aunque ha aclarado que hay que estudiar esta propuesta, también con los profesionales de los dos hospitales, ya que en ocasiones no se trata sólo de tener una consulta, sino que a veces intervienen diferentes especialidades.

Aún así ha recordado que este tipo de concentración de recursos se promueve entre los hospitales pero ha insistido en que hay que hablar con los profesionales para la atención más adecuada de la enfermedad.

Actualmente, ha explicado el consejero, los pacientes con este tipo de patologías acuden al Hospital Clínico Universitario y al Río Hortega y en este tipo de procesos intervienen varias especialidades hospitalarias dado que algunos enfermos están vinculados a medicina interna, alergias o inmunología.

Sáez Aguado ha respondido así a la petición de la Asociación, mediante una carta abierta al consejero, en la que ha manifestado la "urgente necesidad" de que en Valladolid se consituya una única unidad de enfermedades autoinmunes que englobe a las dos áreas de Valladolid.

El objetivo, ha señalado la Asociación, es "definir un circuito que asegure que estos pacientes reciben una atención organizada y de calidad no solo en los centros hospitalarios sino también en los centros de Atención Primaria".

El colectivo ha aclarado que no se trata de crear nuevas unidades en los hospitales, ya que no sería posible organizarlas por patologías, cuando la atención está organizada por especialidades y servicios, "pero lo que sí se puede conseguir es estructurar el circuito asistencial y como resultado, mejorar el acceso, el seguimiento de los pacientes y la equidad en la atención".

Sin embargo, a partir de la experiencia acumulada, consideran que sí parece necesario disponer de unidades funcionales de atención a las enfermedades autoinmunes sistémicas y a las vasculitis.