Región

Las bajas lastran al CBC Valladolid ante Alcázar

4 febrero, 2017 11:21

A la baja de larga duración de Izquierdo en la última semana se han sumado piezas tan importantes para el CBC Valladolid como Graham, Miguel González, Sidibe o Astilleros, una situación que mermó en exceso la rotación del equipo entrenado por Paco García y lastró sus opciones de victoria ante Alcázar, cediendo el partido disputado en Pisuerga por 75-86.

El partido transcurrió con gran igualdad en la primera parte, con las pilas cargadas en las filas del equipo de Paco García, el encuentro mostraba lo parejos que están ambos conjuntos que llegaban con dos triunfos al partido. Tras el 15-17 en los primeros diez minutos, la anotación se disparó en un segundo cuarto de gran producción ofensiva, 26-28.

En ese segundo parcial Wade Chatman cuajó unos grandes minutos en la anotación, sosteniendo al equipo y con la exitosa fórmula táctica de jugar al mismo tiempo que Pablo Esteban. Entre ambos acapararon anotación y asistencias en un complicado parcial en el que los locales tuvieron que hacer un esfuerzo para evitar que Alcázar ampliara su ventaja. Un triple de David Ortega cerró dejó el marcador abierto al descanso 41-45.

Tras el paso por vestuarios llegaron los mejores minutos del equipo de Pisuerga, con Alcázar remoloneando para volver al juego, dos triples casi seguidos de Agustín Morales dieron la vuelta al marcador, 46-45 en menos de dos minutos. Sin embargo, Alcázar recuperó su fluidez ofensiva y la buena circulación de balón que mostraron durante buena parte del partido y con ella el liderazgo en el electrónico que ya no dejarían escapar hasta el final del partido.

El dominio de Manize en la pintura, muy superior a Mukendi, fue clave para la consolidación de las pequeñas pero persistentes ventajas de los visitantes, mientras el Ciudad de Valladolid no aprovechaba las faltas para frenar la reacción de su rival y sólo cometieron una en el tercer cuarto.

Tras un triple de Villarejo que cerró el tercer parcial, 66-72, Alcázar logró al comienzo del último cuarto su máxima ventaja, 67-77. Llegó entonces una pequeña reacción, más de corazón que de despliegue de recursos ofensivos, con buenas acciones de Sergio de la Fuente, escaso en la anotación en este partido (once puntos) y que acercó al equipo a cuatro puntos, 73-77 a falta de cinco minutos.

La defensa zonal 2-3 mantuvo a Alcázar cerca en el marcador, frenando su potencial ofensivo especialmente en el juego a media pista, aunque sin lograr parar totalmente las llegadas en transición. Pero el equipo de David Varela supo dosificar bien sus últimas rentas y aprovechar al máximo la diferencia positiva en el electrónico al tiempo que el CBC Valladolid acusaba el esfuerzo realizado durante el partido y cedía claramente en los últimos minutos con el 75-86 final.