Hoy se vivía una situación insólita en el programa conducido por Antonio García Ferreras, Al Rojo Vivo. La guerra de Ucrania mostraba la otra cara que tienen que vivir muchos periodistas al querer informar sobre el conflicto. El presentador conectaba en directo con su compañero Alberto Sicilia, para explicar un ataque que ha tenido lugar esta pasada noche en la capital de Ucrania. 

Noticias relacionadas

Un misil hacía saltar por los aires un centro comercial en una zona residencial de Kiev, causando ocho muertes. Ferreras conectaba con Alberto Sicilia, corresponsal de laSexta en Ucrania y habitual en conexiones de toda la cadena para informar sobre las novedades de la guerra. "Alberto Sicilia, enviado especial de laSexta en Kiev, Alberto, un centro comercial y están hablando ya de ocho víctimas mortales", así daba paso el presentador al reportero.

Todo parecía normal y nadie se esperaba lo que estaba a punto de ocurrir. "Así es Antonio, ha sido justo en este..." Sicilia interrumpía su explicación ante un fuerte estruendo. El periodista miraba hacia el cielo desconcertado y girado totalmente con su cabeza hacia arriba. "Perdona, han lanzado ahora justo un misil antiaéreo, perdona", explicaba Sicilia tras vivir una situación que, por cómo la estaba explicando parecía familiar para él. Así continuaba con la información sobre el ataque al centro comercial y aseguraba que "por aquí las autoridades están bastante nerviosas en las últimas horas".

Totalmente asombrado con la pasividad de su compañero, Antonio García Ferreras afirmaba que le sorprendía la poca importancia que le había dado al misil antiaéreo. "Pues nada Alberto, detectas el sonido de un misil antiaéreo y lo vives con bastante normalidad ¿no?", preguntaba. Con un gesto de comprensión, Sicilia explicaba que "por aquí, por la mañana, han sonado bastantes. Hay una batería antiaérea que debe estar muy cerca de aquí, porque cada media hora o cuarenta minutos lanzan ese misil. Efectivamente, aquí detrás había un centro comercial, se encuentra dentro de un barrio totalmente residencial y no se termina de entender porque están cayendo aquí los misiles".

No es la primera vez que se vive una situación sobrecogedora por la invasión rusa en este programa. Hace unos días, la periodista Diana Mata no podía aguantar las lágrimas tras ver unas imágenes de un grupo de niños jugando en el metro de Járkov. Ferreras apoyaba a su compañera y afirmaba que "la emoción es un comportamiento lógico y además te hace más grande como periodista". 

[Más información: Un reportero de Telecinco se derrumba al contar que un amigo de su cámara ha fallecido en Ucrania]