MasterChef Celebrity me gusta, pero creo que me perjudica a la salud. Disfruto viéndolo, me lo gozo, pero no me viene bien. Porque al ver algo de perfección entre fogones me digo que cómo diantres voy a cenar yo un triste bocadillo. No, no. Jesús, sorpréndete y demuéstrate lo que vales. Se abre un abanico; si le ponemos esto, y si lo otro... Esa magia solo la tiene MasterChef... y el hambre. Y de ahí, esa idea, al vino o a la cerveza, un paso. ¡Esa celebración improvisada! Eso sí, justificada. Venga, ¡vamos allá! Detalles del cocinado. 

Noticias relacionadas

La primera prueba del día ha consistido en preparar un salmón noruego por parejas y en relevos. Uno de ellos, ha tenido que cocinarlo Ofelia con la temida Verónica Forqué-. Con este pescado, criado en el mar de Noruega, han tenido que intentar reproducir una mítica receta del cocinero francés Paul Bocuse, que consistía en lubina en costra con salsa choron. No sin polémica y tirantez. Les han propuesto cambiar lubina por salmón para obtener un acabado final similar al que obtenía el impulsor de la nouvelle cuisine.  

Las lágrimas de Victoria Abril en 'MasterChef Celebrity'. TVE

Pero antes de meterse en cocinas, me quedo con Victoria Abril. Hay quien lo ha unido, quien, incluso, ha sospechado que aquello era una estrategia para ganar y llegar lejos. Yo puedo sostenerlo en algún punto, pero en otro me puede la emoción, la realidad dura. Victoria no pasa por su mejor momento. No, yo me la creo. "Este es el juego, cada día tenemos que partir uno", dice ella, emocionada. Al cabo de los segundos, apenas si se le ven las pupilas de tanto como las lágrimas invaden todo, arrasan más bien. Abril se emociona. ¿Qué le pasa a Victoria?  

Silencio. Primer plano. La Abril se rompe: "(A su madre) La cambiamos de residencia, le pusieron un arroz seco al cuarto día y se atragantó. Y me pidió ella tres veces seguidas eutanasia por caridad". Shock, arropo. ¿Quién no podría empatizar con ella? Nadie, ante tamaño drama. Hasta ahí, bien. Pero luego no me ha gustado nada cuando saca el sable y va contra todos. Este lunes le ha dado por decir que todos están contra ella. No, querida, de moobing nada. No es verdad y no convence.

De la primera prueba, destaco el salmón y que mi Yotuel era el que se encargaba de enterarse de las instrucciones y transmitirlas al momento. De esa prueba, subrayo a Verónica Forqué y su tiranía con Ofelia de MasterChef 9

Forqué y Ofelia en el programa de ese lunes. TVE

¿Quién o qué hace que se comporte esa señora así? En serio, lo veo un problema y un desdoro a su imagen. Con lo que la Forqué es y será... Ella, quién sabe si aupada, impulsada o jaleada, potencia ese papel tiránico y despótico que tan bien se le da. Vale que la pobriña de Ofelia la llama "Victoria", pero no, no es justificación. "Estate conmigo porque estoy vendida, ¿has visto el rodillo?", chilla y reclama. O al revés, desquiciada. Ofelia habla en exceso, según Forqué, y esta no se calla: "¿Sabes lo que es estar callada? Pues estate callada, es muy placentero. Y eso que yo hablo como un loro". 

En la cata, sigue Forqué con su particular humillación a la pobre niña: "Es una monada, lista, simpática, pero es un remolino, necesita una limitación". Le pregunta Verónica a Ofelia, por aquello de la democracia, que cómo quería que se llamase el plató de salmón. "Salmón retorcido", suelta ella, con un hilo de voz. Forqué, fuera de sí. Dando manotazos y al oído, le espeta: "Eso suena muy mal, cómo se te ocurre". Y remata: "A mí no me discutas delante de los chefs". Puede quedar gracioso, pero no lo es: pido la expulsión disciplinaria. De la primera prueba, destaco, además, a Carmina Barrios y Belén López. Qué buena dupla hacen, y qué tipazos son. 

Subrayo una petición que me alegra especialmente, y estoy seguro de que a toda España. Dice Juanma Castaño, el mueble oficial del concurso, que quiere que le echen. Gracias, por esa sensatez: "Echadme ya". No hay persona más sin sal en el mundo. Los miembros del equipo rojo -Belén López, Terelu Campos, Victoria Abril, Yotuel, Juanma Castaño y David Bustamante- y el capitán Miki Nadal, han sido los participantes de la prueba de eliminación de la gala cuatro de MasterChef Celebrity 6

El exterior de MasterChef Celebrity 6 ha recalado en A Coruña. En un día gris, el equipo del programa ha grabado una de las pruebas del espacio frente a la torre de Hércules, donde el cocinero Luis Veira, distinguido con una estrella Michelin, les ha propuesto reproducir un menú diseñado por él. Ha consistido la prueba de cuatro platos con los sabores propios de Galicia. Después, se han trasladado al mirador del monte San Pedro, ubicado a 140 metros de altitud sobre la bahía de la ciudad, donde se encuentra el restaurante del chef invitado: Árbore da Veira.

Allí, los concursantes han debido cocinar con productos locales para 80 comensales de la ciudad. Los miembros del equipo azul –Julian Iantzi, Arkano, Verónica Forqué, Eduardo Navarrete, Iván Sánchez– han disfrutado del último reto de la noche de la Gala 4 de MasterChef Celebrity 6 desde la galería. Para cerrar el programa, los que han conseguido los delantales negros han tenido que elaborar un postre libre utilizando solo sus seis ingredientes preferidos entre la selección que han encontrado en una caja. Han podido escoger entre una gran variedad de productos, como distintos tipos de harinas, leches, azúcares, frutas, chocolates y especias. Ha habido una amplia variedad de ingredientes, pero solo algunas unidades limitadas de cada uno.

Expulsado: Yotuel

[Más información: La insolencia de Dell'Atte, la peor noche de Terelu y la guerra Bustamante-Forqué en Celebrity]