Este jueves se emitía el último programa de Supervivientes desde Honduras. Una entrega en la que Alejandro Albalá se convertía, para sorpresa de muchos, en el último expulsado de la edición, después de que se salvasen Olga Moreno primero y Tom Brusse después.

Noticias relacionadas

Algo que resulta llamativo, pues nunca habían quedado cinco concursantes antes de que se cerrase oficialmente la Palapa. De esta forma, Melyssa Pinto, Marta de Lola, Tom Brusse, Gianmarco y Olga regresarán a España y se jugarán la victoria en una gran final que tendrá lugar el próximo jueves.

En la gala se llevó a cabo una última prueba de inmunidad, que garantizaba dicha inmunidad hasta la final. En ella se enfrentaron Gianmarco Onestini y Tom Brusse, quienes tenían que aguantar el mayor tiempo posible en una plataforma que giraba. Ahí resultó ganador Gianmarco Onestini, quien ha sido muy competitivo durante los meses que ha durado Supervivientes 2021.

A continuación se produjeron unas últimas nominaciones. Olga Moreno fue la nominada por el grupo, y Gianmarco eligió a Tom Brusse para que se midiese las caras por última vez en una eliminación. El empresario pondrá su futuro en manos de la audiencia por duodécima vez, mientras que para Olga será la tercera.

Telecinco habrá conseguido así su objetivo de que Moreno llegue a la final de Supervivientes después de haber atado su fichaje horas antes de anunciar el estreno de la docuserie de Rocío Carrasco y tras haberle permitido hacer trampas en el concurso durante un sinfín de ocasiones. 

De esta manera, la cadena se asegura que, en esta inédita final a cinco, se produzca el morboso reencuentro entre la mujer de Antonio David Flores y Rocío Flores. Se desconoce de momento si esta final se producirá el jueves 22 de julio o el viernes 23, para así atacar a la final de La Voz Kids, en Antena 3. 

El emocionante discurso de Lara Álvarez

La presentadora de Supervivientes en Honduras, Lara Álvarez, fue la encargada de clausurar la Palapa, el lugar en el que se hacen las nominaciones y se hablan con los familiares.

“Jorge, ha llegado el momento de apagar esta Palapa y cerrar un nuevo capítulo en nuestras vidas. Aunque la emoción y los sentimientos están a flor de piel y las lágrimas quieran derramarse por nuestros ojos, hoy no voy a llorar” advertía, si bien terminaba entre lágrimas.

“Quiero sonreír para mostrar el orgullo que siento al formar parte de esta familia inigualable, y también el agradecimiento profundo que tengo a las personas que, después de siete años, me han vuelto a permitir ser parte de este programa, de este concurso que cambia vidas” señalaba.

Así, Lara aplaudió cómo los concursantes han aprendido a conectar entre ellos, a superarse y a valorar las cosas a pesar de las duras condiciones del concurso. Por último, la presentadora quiso mandar un mensaje de cariño a todo el equipo técnico “que se separa tres meses de sus familiares y sus seres queridos para entregarse en cuerpo y alma a este programa, a esta aventura que vosotros desde casa vivís como si estuvierais aquí”.