La Eurocopa 2021 no ha comenzado con muy buen pie. La competición futbolística arrancó anoche a las 21:00 horas con su partido inaugural, que enfrentó a las selecciones de Turquía e Italia, lo que obligó a Telecinco a introducir cambios en su parilla. 

Noticias relacionadas

Y es que, según datos de Kantar, el primero de los encuentros apenas anotó un 14% de cuota de pantalla y 1.772.000 espectadores, casi 20 puntos menos que el partido inaugural de la Eurocopa 2016 entre Francia y Rumanía, que arrasó con un 33,8% y 4,5 millones de espectadores.

También obtuvo peor audiencia comparado con el partido inaugural del Mundial de Rusia 2018 entre el país anfitrión y Arabia Saudí. Entonces, aquel encuentro emitido en la tarde de Telecinco, de 17 a 19 horas, congregó a un 27,1% y 2.842.000 espectadores.

Con este dato, el encuentro inaugural de la esperada Eurocopa 2020 quedó lejos de la segunda edición de Antena 3 Noticias, con Vicente Vallés y Esther Vaquero, que además consiguió convertirse en lo más visto del día con un 20,8% y 2.373.000 espectadores.

Pero la cosa no se quedó ahí. Además, la ceremonia inaugural se conformó con un pobre 8% y 781.000 espectadores, quedándose muy lejos de Pasapalabra, que a la misma hora se hizo con un 22,7% y 2.199.000 espectadores. 

Hay que tener en cuenta, no obstante, que el encuentro inaugural coincidió en hora con el trascendental partido de Roland Garros entre Rafa Nadal y Novak Djokovic, que congregó a un 5,3% y 598.000 espectadores en sus cinco horas de duración. 

La esperanza ahora para Telecinco está puesta en la Selección Española. El primer encuentro de la Roja en Francia 2016 arrasó con un 55,8% y 8.869.000 espectadores, mientras que el partido contra Portugal en Rusia anotó un impresionante 68% y 10,4 millones de espectadores.