Este miércoles, Telecinco emitió Miedo, un nuevo episodio de Rocío, contar la verdad para seguir viva. La serie documental en la que Rocío Carrasco revela los malos tratos que Antonio David Flores le ha propiciado en los últimos 20 años interesó a la audiencia, y fue lo más visto de la noche llegando al 29,8% de cuota con 2.610.000 espectadores.

Noticias relacionadas

Entre otras cosas, Rocío Carrasco narró cómo sus hijos eran desatendidos por su padre, Antonio David Flores, en algunos aspectos de salud e higiene. “He estado seis años cazando piojos”, aseguró la que fuese presentadora de Hable con ellas. “De mi casa se iban los niños como dos pinceles, en mi casa no había sitio ya para meter más productos, cuando volvían a los quince días tenía que irme de caza otra vez”.

Los problemas de piojos tuvieron lugar incluso durante un ingreso hospitalario de David Flores cuando era pequeño. “Le dije (a Olga) mírate, miraros todos y efectivamente tuvimos que hacer una operación caza en la habitación del hospital”, relató. Rocío Carrasco explicó que al principio le daba vergüenza comprar productos antiparasitarios en la farmacia, pero que con el tiempo se convirtió en una costumbre.

En las redes sociales pronto comenzó a circular una teoría, al saber que los piojos han sido un problema de larga duración en la familia de Antonio David Flores. ¿Sería el propio Antonio David quien llevó los piojos a Guadalix, durante su concurso en Gran Hermano VIP?

En el año 2019, el marido de Olga Moreno se convirtió en concursante del reality por excelencia, y dos semanas más tarde de arrancar la aventura, todos los habitantes de la casa donde todo se ve y se oye tuvieron piojos.

Fue Alba Carrillo la que dio la voz de alarma, y exclamó a viva voz: “¡Y tengo piojos! Su puta madre. ¡Ahora os jodéis todos! ¡Tengo piojos!”. Pronto el súper confirmó la mala noticia: los piojos habían tomado la casa. Esto provocó que el programa tuviese que desparasitar a sus concursantes, dejando algunas imágenes célebres para la posteridad, como la de Mila Ximénez con el gorro del tratamiento. 

Otros usuarios señalaron, además, que Antonio David Flores se incorporó como colaborador de Sálvame en diciembre de 2019, y que al poco tiempo, en marzo de 2020, el programa rapó a todos sus participantes, incluido el presentador.

La excusa que se dio es que por el estado de alarma habíamos dejado de ir a la peluquería, y por ello, Jorge Javier le pidió a Kiko Matamoros que le rapase el pelo. Más tarde, mediante votación de la audiencia, también se raparon la cabeza en director Rafa Mora, Jesús Manuel Ruiz, Antonio Montero, Miguel Frigenti y el propio Antonio David Flores.

Esto también ha servido a las redes sociales para preguntarse si tras tanto corte de pelos había otro problema de piojos en Sálvame, y si la dirección aprovechó esa coyuntura para hacer un poco de espectáculo.