En general, todos los concursantes de Supervivientes lo pasan mal por el tema de la alimentación. Sin embargo, en la presente edición, la reportera Alexia Rivas es la que más está sufriendo, pues según su relato, “no puede comer nada”. “Ayer llevaba como 24 horas sin comer. Comí garbanzos y me sentaron muy raro al estómago. Desde entonces lo eché todo, tengo pinchazos en el estómago y lo estoy pasando muy mal. Mi problema es que no puedo meter nada de alimento”, decía.

Noticias relacionadas

Jordi González, el presentador de Conexión Honduras, explicó que Alexia está siendo atendida en todo momento, pero que si se negaba a comer se estaba “provocando un problema de salud serio. No es un problema médico, es un problema tuyo y para nosotros ya sabes sería una actitud como querer abandonar, con las consecuencias que ello supone. Esta actitud de desidia y de apatía es parecida a un abandono. No te estoy regañando, pero esta misma mañana tus compañeros te han dicho que comas y tú no quieres”, le decía el presentador.

La concursante se justificaba, diciendo que no le sienta bien los garbanzos ni el arroz, y que no digiere el pescado crudo. “Ojalá estuviera bien porque he venido con mucha ilusión pero no quiero provocarme un problema de salud como bien dices, nadie sabe cómo estoy, y es fatal”, explicaba Rivas.

González le daba un mensaje de ánimo, y a la vez, le dejaba claro que no la iban a sacar del concurso, y que se está siguiendo su caso. “Teniendo en cuenta tu situación te apartará de la convivencia, pero en ningún caso del programa. Yo te pido que te animes, que este es un bache, no es fácil ya lo sé. Estás en un concurso de extremísima dificultad y por eso os animamos a todos”, decía el presentador.

En la prueba de recompensa, el programa dio a Alexia un trozo de pizza, y le daba siete minutos para comérselo. Cuanto antes se lo acabase, más tiempo tendría su equipo para la prueba. Alexia, sin embargo, gastó los siete minutos y ni siquiera se acabó la ración, por lo que dejaba al resto de participantes sin la opción de conseguir unas natillas. Sin embargo, la organización decidió dejarles jugar igualmente y se calificó de “broma” todo lo sucedido. Según González, “todo esto era necesario” para que Alexia Rivas comiese al fin algo.

Palito abandona el barco encallado

Del resto del programa de Conexión Honduras, hay que destacar que Alejandro Albalá sufrió un mareo después de jugar la citada prueba de recompensa. Los participantes de Supervivientes se enfrentaron a un gran esfuerzo, que coincidía con un día de gran calor, con una sensación térmica por encima de los 50 grados.

Además, la audiencia decidía este domingo que Palito Dominguín se convertiría en concursante de pleno derecho de Supervivientes 2021 y saltó desde el helicóptero. De esta forma, se incorpora a vivir en la isla del Pirata Morgan.