Moure es uno de los diez primeros isleños que han llegado a Love Island dispuestos a encontrar el amor. El concursante del nuevo reality de Atresmedia, cuyos participantes se conocen como "isleños", es atleta y ha llamado la atención por su espectacular físico.

Noticias relacionadas

El joven tiene 28 años, es de Madrid, aunque vive en Granada, es velocista profesional, cuenta con varias medallas nacionales en 60 metros y actualmente compite en el Club de Altetismo Numantino.

Pero, además de por su atractivo, Moure también ha acaparado comentarios por su parentesco con una conocida presentadora de Antena 3. La pista clave de este vínculo familiar está en el propio nombre del isleño, pues Moure es realmente su apellido, siendo Mario su nombre real.

Moure tiene 28 años y es atleta profesional. Atresmedia

Y es que Moure es hermano de Laura Moure, conocida por los espectadores por ser la copresentadora de La ruleta de la suerte junto a Jorge Fernández desde hace seis años.

Ha sido la propia azafata la que ha desvelado su parentesco con el isleño en su perfil de Instagram. La modelo compartía hace unos días en sus stories la foto promocional de su hermano en el reality, acompañada del siguiente texto: "Mi hermanito en busca de cuñada para mí".

Lo cierto es que el joven ha logrado su sueño de convertirse en deportista de élite y llega a Love Island dispuesto encontrar el amor, ya que su constante dedicación profesional le ha impedido hasta ahora buscar a la chica con la que compartir su vida.

Amante del manga, necesita que su pretendienta respete y comparta su lado más friki. Por otro lado, es imprescindible para él que su futura pareja sepa hacer trenzas para que pueda peinar su larga melena al estilo vikingo. Si, además, toca el piano, hay muchas posibilidades de que sea la mujer perfecta para él.

El isleño es hermano de Laura Moure, azafata de 'La ruleta de la suerte'. Atresmedia

De momento, Moure ha sido emparejado con Adele después de que Saúl le arrebatase a Bea, la isleña a la que había escogido. Adele es una joven italiana amante de los deportes de riesgo que, sin embargo, ha visto en la profesión de Mario un posible obstáculo en su relación.

La chica considera que los sacrificados entrenamientos del joven le impedirán tener tiempo para compartir aventuras y momentos en pareja con ella, por lo que en la presentación decidió no dar un paso al frente para conocer a Moure.