Con su tercera edición, La isla de las Tentaciones ha vuelto a revalidar su título de fenómeno social. Tan solo hay que echar un vistazo a sus datos de audiencia y al número de seguidores que manejan sus concursantes en las redes sociales para entender el alcance del reality show de Telecinco.

Noticias relacionadas

Por ello, la presencia de los protagonistas del programa en cualquier contexto es sinónimo de revuelo, y es lo que ocurría este viernes en A coruña. Según informa La Voz de Galicia, agentes de la policía local sorprendieron, aproximadamente a las 19 horas de la tarde, a unos treinta jóvenes, la mayoría menores de edad, arremolinados en torno a tres de los concursantes del reality.

Manuel González y Jesús Sánchez, participantes de la actual edición en emisión, y Cristian Jerez, de la segunda, fueron los causantes de esta aglomeración tras informar a sus seguidores a través de las redes sociales que se encontraban en la ciudad.

Concursantes de 'La isla de las Tentaciones 3'

"Busco fotógrafo para mañana en A Coruña", publicaba Jesús en las historias de su perfil, un post acompañado de una historia en la que publicó también una imagen del aeropuerto, seguida de un vídeo de su llegada a A Coruña desde el avión con el rótulo Galicia Calidade, y un vídeo desde el interior el piso en el que se alojaban, en pleno paseo marítimo.

Todos estos detalles fueron pistas suficientes para que sus seguidores averiguaran que el piso en el que se alojaban estaba ubicado junto al paseo marítimo de la ciudad, lo que habría llevado a este grupo de jóvenes a aglomerarse y esperar a los populares concursantes para sacarse fotos con ellos.

Sin embargo, en medio del aluvión de fotos, una patrulla de la policía local hizo acto de presencia ante el incumplimiento de las medidas de distanciamiento social. "Salieron del coche y subieron para arriba corriendo", explicaba S. C., una joven que fue testigo del momento. 

"No dijeron a qué vinieron", contaba la joven. "A Jesús le preguntaban: '¿Estás con Marina?', '¿qué haces aquí?' Pero él solo decía: 'No puedo decir nada chicos, lo siento, solo podemos deciros que vinimos a sacarnos fotos", narraba la misma testigo.