Para celebrar la festividad de San Valentín, santo patrón de los enamorados, First Dates ha preparado una programación especial con varias novedades, entre las que destaca la incorporación de la miss Ángela Ponce como parte del ‘staff’ del restaurante más romántico de la televisión.

Noticias relacionadas

Para explicar la popularidad de esta andaluza hay que remontarse al año 2015, cuando se proclamó Miss Cádiz, siendo un hito que fuese la primera mujer transexual en conseguir este título de belleza. Más tarde se coronaría como Miss Universo España, y en 2018, fue la primera mujer transexual en participar en Miss Universo.

Su carrera como en el mundo de la moda la ha llevado a aparecer en prestigiosas revistas como Cosmopolitan y Vogue. Ángela Ponce combina estos proyectos con otros vinculados a la pequeña pantalla, como el reciente fichaje por First Dates como camarera, o su participación en Veneno, la serie de Javier Calvo y Javier Ambrossi en ATRESPlayer Premium y que ha sido un fenómeno internacional.

Hay que destacar que la participación de Ángela Ponce en First Dates será algo puntual, y que la veremos en el programa de citas de Carlos Sobera durante once entregas, mientras la camarera habitual, Lidia Torrent, se toma unas vacaciones.

De momento, Ponce ya se ha ganado a la audiencia con su desparpajo. Por ejemplo, en la cita entre Luis Miguel y Boranay quiso saber qué tal iba la cosa entre ellos. Luis Miguel decía que todo marchaba bien, pero que su cita era muy alto. “Muy alto, dónde voy yo”, decía Luis Miguel. “Caballo grande, ande o no ande, yo siempre he escuchado eso en mi pueblo”, le aconsejaba la miss, quien ya participó hace unos años en First Dates en un especial por el Orgullo LGTBIQ+.

Cuando acude a la televisión en calidad de invitada, Ángela Ponce suele hablar de su condición de mujer trans, ayudando en cierto modo a otras personas como ellas a tener un referente. “A mí no me molesta que me digan transexual. Porque yo soy mujer, pero una mujer transgénero. Me ponga como me ponga, nunca voy a tener ovarios. ¿Por qué me voy a avergonzar de formar parte de la diversidad del mundo, si eso es lo que nos enriquece?”, afirmó en cierta ocasión.

“A los tres años ya supe que era una mujer” explicó igualmente en Viva la vida, donde le relató a Toñi Moreno cómo sus momentos más duros los vivió en la adolescencia cuando tuvo que convencer a un psicólogo de que ella era quien era.