Apple

Apple abandona su idea de crear su propio coche

  1. Apple
  2. Coche autónomo

Han sido varios años de rumores, incluso se barajó la posibilidad de una alianza con marcas de la industria, como por ejemplo el sonado caso de la compra de McLaren, que quedó posteriormente desmentido y solo se trataba de adquirir tecnología de la marca. Pero parece que definitivamente Apple no hará su propio coche. El gigante tecnológico de ha precedido a la cancelación del denominado proyecto Titan, ya que el desarrollo solo ha supuesto complicaciones. 

Para un proyecto de esta envergadura, la empresa californiana tenía destinado a un equipo de 1.000 personas, pero con los recortes sufridos teniendo que despedir a 120 miembros de dicho equipo, incluidos ingenieros y programadores, ha propiciado un cambio de rumbo en el resto del equipo. Este cambio significa abandonar la idea de crear un coche partiendo de cero y pasar a unas expectativas algo menores, desarrollando nuevos sistemas de conducción autónoma y semiautónoma, además de los elementos de hardware y software que se pudieran precisar.

Por lo tanto, en la marca de la manzana mordida ahora venderán estos sistemas a otros fabricantes de automóviles. Sin embargo, el proyecto inicial del coche propio, puede que se vuelva a retomar en el futuro, muy incierto en este caso.

Constantemente medios estadounidenses sacaban a la luz nuevos rumores que apuntaban a que el coche de Apple era una realidad y que estaban listos para lanzarlo en los próximos años. Incluso se aventuraban a decir que la fecha de llegada de este vehículo de cualidades autónomas sería en 2019.

Aunque el proyecto Titan existía y siempre estuvo presente, la información que salía al exterior era muy reducida y no daba pie a muchos datos que arrojasen algo de luz al asunto. Pero debido a algunas novedades, como que contrataran a miembros de marcas de automóviles, como Doug Roberts, quién había trabajado en el Grupo Fiat-Chrysler, daba motivos para pensar que iban en serio con el coche de Apple.

Google ya trabajaba en el suyo, así que Apple no podía quedarse atrás, y quizás este fuera el motivo por el que lanzarse al mundo automotriz. El aspecto de la conducción autónoma era algo que muchos se preguntaban si sería una realidad en el coche de Apple, o sólo querían probar nueva tecnología, pero parece que por el cambio de rumbo actual, este aspecto lo habían tomado bastante en serio. Ahora habrá que ver cuando tienen lista esa tecnología y a qué marcas se la logran vender, ya que la mayoría ya han iniciado sus inversiones en tecnología de conducción autónoma.