Seat León

Seat tendrá también su instrumentación digital como Audi y Volkswagen

  1. Seat León
  2. SEAT Ateca

Seat va viento en popa este año 2016, y todo parece indicar que en 2017 seguirá esa senda del éxito. Este año ha sido especialmente importante para la marca español puesto que ha lanzado al mercado su primer SUV, el Seat Ateca, y también por la renovación de su modelo más significativo, el Seat León. En el próximo año tienen preparadas otra serie de novedades como la llegada del  nuevo Seat Arona, un escalón por debajo del Ateca, el León Cupra más potente hasta la fecha con 300 CV, y el que posiblemente sea el plato fuerte, la renovación del Seat Ibiza. Pero una de las novedades que muchos usuarios esperaban era la de la inclusión en la gama de un elemento presente en otras marcas del Grupo Volkswagen. Hablamos de la instrumentación digital que hasta ahora se comercializaba con el Volkswagen Digital Cockpit y el Audi Virtual Cockpit. Pues bien, por fin llegará esta tecnología de vanguardia a los modelos de Seat en el próximo año, usando el nuevo Seat León como plataforma de lanzamiento y posteriormente a otros modelos.

Ya es habitual que en el gigante alemán se incorporen tecnologías novedosas a Seat o Skoda, ya que hasta ahora solo las usaban sus principales marcas alemanas, o estas llegaban años después. Para una mayor diferenciación de marca el Grupo Volkswagen no ha buscado la exclusividad de las tecnologías, sino la libertad de diseño dentro de cada uno y su propia puesta a punto, logrando así que todas las marcas vayan de la mano en cuanto a tecnología. No podrían haber actuado de otra manera dado que la competencia es cada vez mayor.

Precisamente por esto era en cierto modo incomprensible que el Volkswagen Digital Cockpit no hubiera llegado en su momento a los nuevos modelos de Seat. Finalmente se incorporará durante 2017.

El sistema no es más que una sustitución del cuadro analógico de toda la vida, con los “relojes” y agujas tradicionales, al que se suele sumar un pequeño ordenador de a bordo, por una pantalla digital. En Audi y Volkswagen esa pantalla es de alta resolución y 12,3”, y en ella se recrean los indicadores de la instrumentación de un coche. Dichos indicadores suelen ser el velocímetro, el cuentarrevoluciones, de kilometraje o incluso la cantidad de combustible del depósito o el consumo instantáneo.

La principal cualidad de estos sistemas es la amplitud de posibilidades a la hora de configurar la pantalla y su información, adaptándose a cualquier necesidad del conductor. Una de las opciones más interesantes es la de otorgar una mayor importancia al espacio para las indicaciones del navegador GPS a través de la cartografía mostrada. También se puede jugar con el tamaño de los relojes digitales indicadores, así como disponer de diferentes combinaciones o diseños.