Estados Unidos

¿Te gustaría tener un Head-up Display en tu coche sea cual sea? Anker Roav

  1. Estados Unidos
  2. Empresas tecnológicas
  3. Wifi
  4. Smartphones
  5. Vehículos

Se acabó tener que comprar un modelo de última generación para poder disfrutar de un Head-Up Dispay. La empresa californiana Anker, famosa por ser fundada por exempleados de Google y fabricar baterías portátiles, ha creado el Roav, un dispositivo portátil a imagen y semejanza de los Head-Up Display modernos. Con el cualquier coche puede gozar de este sistema que incorporan marcas de primer nivel como Mercedes, Tesla o BMW.

Tan solo hay que instalarlo encima de la instrumentación del vehículo, donde podamos visualizarlo sin problemas. Consta de una pantalla transparente como la de los sistemas integrados en los vehículos, lo que permite una visión clara de la carretera. Sin embargo aquí tenemos más funciones y un funcionamiento diferente. Puede usarse como dispositivo individual, pues incorpora un sistema operativo propio, con procesador de doble núcleo y 32 GB de memoria interna. Pero también ofrece la posibilidad de ser conectado al Smartphone y recibir cualquier tipo de información.

Usando su conexión a Internet podremos tener información en tiempo real del tiempo o del tráfico de la zona en la que estemos en ese momento. Además de mostrar información, podrá reproducir música de nuestro móvil y recibir mensajes de texto y llamadas. Dado que el Roav se usa por control de voz, las distracciones se evitarán en gran medida. Habrá dos versiones del dispositivo, una con conexión a Internet 4G integrada y otra con WiFi para conectar al Smartphone.

Si no conectamos ningún móvil al Anker Roav es completamente útil, ya que los mapas están cargados en el sistema  y se podrá navegar sin problemas, tan sólo dependiendo de la cobertura de la señal GPS. Si adquirimos el modelo con conexión 4G independiente tendremos disponibles todos los servicios online asociados. No podremos hacer uso de las llamadas o los mensajes dado que no hay ningún teléfono asociado. Ofrece alertas de tráfico, información de la ruta, límites de velocidad y señalización de radares fijos.

Además de lo relativo al tráfico, tiene una función de diagnosis para el coche. Si conectamos inalámbricamente el dispositivo a un puerto OBDII, nos mostrará datos de consumos instantáneos de combustible y el régimen del motor. Servirá incluso de sistema de localización para nuestro vehículo, pues al estar permanentemente activa la señal GPS podremos saber la ubicación de Roav.

La parte menos atractiva de este invento podría ser su precio. En Estados Unidos donde se acaba de lanzar, es de 299 dólares en la versión 4G y de 399 dólares en la de conexión WiFi. Sin embargo el precio de partida es una oferta de lanzamiento, ya que el precio real es de 499 dólares. Aunque de momento es el precio para EE.UU. llegará a Europa, como tarde el año que viene. Anker ha anunciado que este no será su único dispositivo para nuestro vehículo, ya que planea lanzar una dashcam, una cámara de marcha atrás y sistemas de asistencia a la conducción adaptables a cualquier vehículo.