EXPOSICIÓN

Cervantes y Shakespeare buscan trajes en Madrid

En el cuarto centenario de la muerte de ambos, los dos escritores inspiran a los diseñadores españoles que van a desfilar, a partir del viernes, en la Semana de la Moda de Madrid (MBMFW) 

Que la moda y la literatura están íntimamente relacionadas no es nuevo. Que los diseñadores encuentran a veces la inspiración entre las páginas de un libro, tampoco.

La muestra Trajes para Shakespeare y Cervantes recoge, en el vestíbulo del Conde Duque, los vestidos de 14 diseñadores, inspirados en las obras de ambos genios de la literatura universal.

Organizada por la Asociación de Creadores de Moda de España, los diseños se basan en fragmentos de dichas obras, seleccionados por los creadores españoles y la comisaria de la exposición, Concha Hernández.

Mujeres muy diferentes, del candor de Ofelia (a la que Duyos viste de blanco)  a la maldad de Lady Macbeth (a quien Ana Locking viste de negro),  que protagonizan las más famosas páginas escritas por William Shakespeare.

Entre los personajes del escritor inglés, Modesto Lomba interpreta el famoso "ser o no ser" de Hamlet, en uno de los dos modelos para hombre de toda la muestra, para Devota y Lomba. 

Maya Hansen viste a una Julieta desafiante, que se rebela contra su familia y contra el mundo, por el amor de Romeo, vestida con un vestido corsé en color rosa, como los que han hecho famosa a la diseñadora. Amaya Arzuaga imagina a la Desdémona de Otelo con volantes blancos y Leyre Valiente a Titania, de El sueño de una noche de verano, en los distintos tonos que el coral adquiere en los diferentes mares del mundo.

El otro diseño masculino es el que Etxeberría ha creado para vestir a un Don Quijote un tanto punk, de cuero y piel de serpiente.

También están representadas muchas de las mujeres fuertes que Miguel de Cervantes describió en El Quijote: Juan Vidal se ocupa de la más famosa de todas ellas, Dulcinea, a quien imagina vestida con girasoles amarillos; Agatha Ruiz de la Prada viste a Marcela en azul y rosa; ManéMané representa a Zoraida en amarillo y negro y María Ke Fisherman a Dorotea con un vestido de croché. Y Davidelfin viste a Galatea, de la primera novela que escribió Cervantes, La Galatea.

Dos diseñadores no han representado personajes sino paisajes literarios: Ulises Mérida, describe La Mancha en amarillo y negro, colores de la zona. El diseñador de Toledo ha utilizado para su diseño, incluso, una tela de 1880, que consiguió desmontando el traje regional de su bisabuela Bernabea. Y Moisés Nieto representa la Bretaña de brumas y nieblas de Shakespeare mediante una modelo de brillantes plisados de color oro rosa.

La moda, como "gran vehículo de transmisión de la cultura"de la que habló Modesto Lomba en la presentación del montaje.

Del 13 al 27 de septiembre, en el Centro Cultural Conde Duque.