Verano

Amarillo, dulce amarillo

Alfombra Kilim y lona para hamaca o silla de Leroy Merlín; Cojín Janulam, copa de vino Sadie, piña de cerámica y maletas, de Maison du Monde.

Alfombra Kilim y lona para hamaca o silla de Leroy Merlín; Cojín Janulam, copa de vino Sadie, piña de cerámica y maletas, de Maison du Monde.

  1. Verano
  2. Muebles
  3. Arte con Estilo

Deja que los rayos del sol entren y tiñan los rincones de tu casa del color de los limones y los girasoles. Aunque no lo creas, existen más de 100 tonalidades de amarillo.

Si lo que buscas es darle un toque de luminosidad a tu hogar, y no tienes ventanas suficientes para iluminarla, introducir elementos de color amarillo es la solución. Para destacar aún más este tono, combínalo con Azul Klein o marino y el resultado será un ambiente veraniego. Otra opción, sólo apta para atrevid@s, es conjuntarlo con morado o rosa oscuro, tendrás un resultado vibrante.

No es necesario convertir una habitación en una oda al color amarillo, basta con añadir algunos elementos y detalles a tu decoración y mobiliario para conseguir un efecto luminoso infalible. Si no lo sabías, este color es el primero que ve el ojo humano, por lo que tienes que moderar su incorporación al hogar para no cansarte.

El amarillo es el color favorito de jóvenes y niños. Su significado se asocia a la alegría, la felicidad, el optimismo, la creatividad y la belleza. Aunque, al mismo tiempo, se identifica con el narcicismo, ¿por qué? Los narcisos, que son flores amarillas, reciben el nombre de Narciso, el cual, según la mitología griega, se amaba a sí mismo.

Siguiendo con la mitología, este color se identifica con el sol que, a su vez, está relacionado con el conocimiento. La explicación recae sobre Apolo, Dios del sol, a quien se identificaba con el conocimiento y la ciencia. 

A lo largo de la historia, este color se ha convertido en icónico para dibujos (como Los Simpsons, Piolín, Los Minions, el robot Wall-e y Bob Esponja); canciones (como Tengo un Tractor Amarillo y Yellow Submarine); vestuario de películas (como el mono de Kill Bill, el vestido de La Bella, el traje de La Máscara); incluso, recientemente, en el mundo del low cost, con la viralizada chaqueta de cuero amarilla de Zara.

Y tú, ¿te atreves a meter el amarillo en casa?