POLITICA

El cambio de look con el que Susana Díaz entra en campaña para liderar el PSOE

La presidenta de Andalucía ha dado un cambio a su aspecto, a través de un color de pelo un poco más oscuro y un maquillaje más elaborado... ¿Será ésta la primera fase de una futura campaña para convertirse en la secretaria general del PSOE? En cualquier caso, los políticos vigilan cada vez más su apariencia para convertir su estilo en un arma electoral

La presidenta de la Junta de Andalucía en 2013 y en 2016.

La presidenta de la Junta de Andalucía en 2013 y en 2016.

  1. Susana Díaz
  2. Maquillaje
  3. Peluquería
  4. PSOE
  5. PSOE Andalucía

Susana Díaz ya ha entrado en campaña para sustituir a Pedro Sánchez. Todavía no lo ha confirmado con palabras pero, si la moda es un lenguaje, la presidenta de Andalucía está dando un repaso a su look que así lo indica.

Ha oscurecido su pelo de un tono rubio más claro hacia un color un poco más oscuro (quizás para evitar las típicas bromas machistas y estereotipadas sobre las rubias "tontas"). Y, como se ha podido apreciar en su aparición en el programa Al rojo vivo, ha cambiado su forma de maquillarse: en sus últimas apariciones televisivas aparece pintada de manera más sofistica, marcando los ojos con sombras y delineador, en lugar del maquillaje sumamente natural (apenas una base para unificar la tez y evitar brillos) que llevaba hasta ahora.

Susana Díaz en una reciente aparición en el programa Al rojo vivo.

Susana Díaz en una reciente aparición en el programa Al rojo vivo.

Los asesores de imagen de los políticos saben que éstos comunican tanto con lo que dicen como con sus estilismos. Incluso los hombres, cuyo margen de maniobra es mucho menor, pueden hacer cambios  en su imagen: François Hollande, por ejemplo, antes de las elecciones en las que resultó elegido, se tiñó las canas, cambió sus gafas, vació sus bolsillos (los medios especializados criticaron que los llevaba llenos a rebosar, deformando la apariencia de su chaqueta) y vigiló que su corbata no se fuera hacia la derecha, pues una web, francois-tacravate (françois, tu corbata) se dedica a analizarla en todas sus apariciones publicas. En ella, hay un contador que establece que, de 2.144 apariciones públicas, el mandatario francés la ha llevado torcida en 1.071 veces, y se inclina peligrosamente por hacerlo hacia la derecha, y no hacia la izquierda.

Cada vez son más numerosos los casos de políticos que contratan a asesores de imagen para lograr que ésta ayude a comunicar su mensaje de manera más rápida y eficaz, aunque en algunos casos sea para ser ridiculizados en memes en las redes sociales, como sucedió con el pelo de Donald Trump. El flamante presidente, sin embargo, no se separó de su corbata roja (el rojo es el color republicano) en sus apariciones importantes antes los electores durante la campaña.

Igual que Hillary Clinton logró hacer de su traje de chaqueta pantalón una herramienta de propaganda electoral (aunque, visto el resultado, no le valiera para mucho) en las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, los políticos cuidan cada vez más su imagen para convertirla en una aliada. 

El tiempo dirá si Susana Díaz se presenta como candidata y logra convertirse en secretaria General del PSOE pero, para los analistas de imagen y asesores de estilo, ya ha entrado en campaña.