BCE

El Draghi salvador de la banca: dispara sus acciones en bolsa

El Ibex vive su mejor día del año empujado por el sector financiero. El BCE sabe que los bancos necesitan rentabilidad para sobrevivir.

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid Efe

El Banco Central Europeo (BCE) ha sido quien ha secado el negocio principal de la banca, el de tomar dinero a corto plazo y prestarlo a largo plazo ganando con ello el diferencial de tipos de interés. Ahora todo el dinero vale lo mismo: nada, por lo que las entidades no tienen rentabilidad en ningún sitio. Por este motivo los bancos llevan más de medio año desplomándose en bolsa y por eso el presidente del BCE, Mario Draghi, advirtió ayer que este es un problema que tiene muy presente y que quiere solucionar.

Sus palabras han conseguido devolver a la banca a la vida. La mejor noticia para las entidades financieras es que en Fráncfort sean conscientes de que se necesita una banca sólida y rentable que pueda conceder préstamos y ayudar a la economía real. Es la única vía que tiene la entidad para conseguir que sus estímulos lleguen hasta la calle (lo que se conoce como canal de transmisión de la política monetaria). La reacción no se ha hecho esperar y los bancos se están disparando en bolsa.

En los dos últimos días, el Popular se ha disparado en bolsa un 17%, el Sabadell, un 11%; Bankia y CaixaBank, más de un 8% y Santander y BBVA suben más de un 5%. Por su parte, el selectivo de bancos de la eurozona, el EuroStoxx Banks, avanza hoy más de un 4,5% y marca su nivel más alto en dos meses. 

Draghi advirtió tras la reunión de ayer del BCE que no puede bajar los tipos de interés hasta donde quiera porque penaliza la rentabilidad de los bancos, que ya están bastante ahogados con una factura de más de 2.000 millones en intereses. "La advertencia del BCE puede aliviar, en algunos casos, las preocupaciones sobre los tipos de interés negativos", explican Simon Nellis y Andrew Coombs, analistas de Citi.

Además, el BCE quiere garantizar que los bancos se financien más barato, para que así tengan algo de margen. Por este motivo bajó el tipo de interés principal hasta el 0% y aprobó una nueva ronda de subastas de liquidez gratuitas y que incluso pueden estar subvencionadas. Este programa, bautizado como TLTRO II (operaciones de financiación a largo plazo condicionadas a la concesión de crédito al sector privado) dará a los bancos préstamos a largo plazo (cuatro años) en función de su cartera de créditos al 0%.

En el caso de que los bancos aumenten la concesión de préstamos, no sólo su dinero será gratis, sino que estará subvencionado con un tipo de interés que llegará hasta el tipo de la facilidad de depósito (ahora en el -0,4%). El ahorro funcionará así: si aumentan su cartera de créditos en un 2,5% se beneficiarán del descuento máximo y el resto irá calculado de forma lineal. Si aumentan su crédito en la mitad, un 1,25%, recibirán el descuento de la mitad de la facilidad de depósito (ahora sería del 0,2%).

Todas estas medidas van encaminadas a mejorar la situación de la banca y a fomentar el crédito. Los inversores se lo han tomado muy bien, no hay más que ver el subidón que se están dando los bancos en bolsa.

La reacción del Ibex 

Los bancos han liderado la reacción de las bolsas europeas que culminaron hoy el rebote que no consiguieron consolidar ayer. El Ibex ha subido en la sesión un 3,69%, su mayor avance desde octubre, con lo que se ha conseguido colocar por encima de los 9.000 puntos en el cierre semanal.