Salarios

Crece la desigualdad: aumentan los salarios más altos mientras caen los de las clases medias

El 10% que más cobra elevó su salario en 170 euros mensuales en 2015, mientras las clases medias perdieron 16 euros.

  1. Salarios
  2. Empleo
  3. Tasa de paro
  4. INE Instituto Nacional de Estadistica
  5. Desigualdad social

Los asalariados con un sueldo más elevado tuvieron un buen año 2015, el mejor de todos los trabajadores. La recuperación de los salarios se centró en el colectivo que más cobra de España, mientras que las clases medias sufrieron los efectos de la devaluación salarial.

El sueldo del 10% que más cobra en España aumentó en 167,56 euros mensuales en el año 2015, esto es, ganaron un 3,63% más que en el ejercicio anterior. Según los datos de salarios medios publicados por el INE, el 10% que más cobra en España elevó su salario bruto mensual hasta 4.784,5 euros. Desde el año 2007, justo antes del estallido de la crisis, los salarios más altos han aumentado en más de 1.100 euros al mes.

Mientras las ganancias de los más favorecidos no han dejado de crecer durante toda la crisis, las clases medias y populares han sufrido el impacto de los problemas económicos. En 2015 las clases medias fueron las más perjudicadas, ya que fueron los únicos que vieron reducirse su salario medio. Los asalariados situados entre el tercer y el sexto decil perdieron de media 16 euros mensuales de salario, esto es, casi un 1% menos de lo que ganaban en 2014.

Desde el inicio de la crisis, el salario bruto de las clases medias ha aumentado, pero lo ha hecho de forma decreciente, esto es, los que más cobran han ido ganando más y los que menos cobran, han ganado menos. Otro factor que ha contribuido a elevar la desigualdad. La consecuencia es que antes de la crisis, el 10% con mayor salario cobraba 2.000 euros por encima del salario medio y actualmente ganan 2.890 euros más. Esto es, la brecha salarial se ha ampliado en un 42%.

Esto explica que, mientras el salario medio lleva 5 años aumentando, el salario mediano lleve estancado toda la crisis. El salario mediano es lo que cobra el trabajador que tiene el mismo número de empleados cobrando más que cobrando menos. Por su parte, el salario medio es el promedio de lo que cobran todos los asalariados. Así, si los que más ingresos tienen son los que aumentan su sueldo, el salario medio es mayor, pero no modifican la situación del salario mediano, que sigue teniendo el mismo número de empleados cobrando más y cobrando menos.

Ni siquiera el salario mínimo

Si las clases medias vivieron un 2015 complicado, la peor parte se la siguen llevando las clases populares. Son ellos quienes sufren el nuevo concepto de los trabajadores pobres. El salario medio bruto (esto es, sin impuestos) del 10% con menores sueldos fue de 420 euros al mes. Esto es, casi 230 euros por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2015 fue de 648,6 euros. Esta es la consecuencia de los contratos temporales. Muchos trabajadores no tienen empleo durante todo el año, sino que trabajan en algunas épocas con contratos precarios. Esto provoca que, de media, al final de año no consigan llegar al Salario Mínimo.

En 2015, el salario medio del último decil se incrementó en 8,88 euros, sin embargo, desde el año 2007, su ingreso se ha reducido en casi 82 euros. Sin duda son los más penalizados por la crisis económica, con unos salarios que se han desplomado un 16,3%.

El anteúltimo decil con menores salarios tuvo un incremento de sus ingresos de 9,35 euros mensuales, lo que supone un avance del 1,4%. Pero también esta franja de la población ha perdido ingresos durante la crisis, en concreto, sus salarios son hoy casi un 3% inferiores. En concreto, han perdido 23 euros desde el año 2007.