Moody’s

Moody's avisa a Rajoy de que su Gobierno en minoría aumenta el riesgo crediticio

La agencia de calificación no cree que España pueda cumplir con la senda del déficit pactada con Bruselas y señala la posibilidad de que haya elecciones pronto.

Mariano Rajoy poco antes de jurar el cargo ante el Rey.

Mariano Rajoy poco antes de jurar el cargo ante el Rey.

  1. Moody’s
  2. Gasto público
  3. Déficit público
  4. Mariano Rajoy Brey

Mariano Rajoy sabe bien lo que se encuentra en su segundo mandato. Unas cuentas públicas muy debilitadas aquejadas de un déficit estructural que no ha sabido, o no ha querido controlar. A esta situación se une la fragmentación política, que hace que el Gobierno vaya a tener muchas problemas para profundizar en las reformas estructurales y la consolidación fiscal. Moody's ha enviado una nota al Gobierno, y a sus clientes, en la que alerta de la "debilidad estructural de las finanzas públicas de España", y advierte que tiene "poca confianza en que España alcance los objetivos fiscales establecidos por la Comisión Europea".

La agencia de calificación considera que el Gobierno "va a tener muchos problemas para encontrar apoyo legislativo o popular suficiente para implementar las reformas que los observadores internacionales han identificado como esenciales para España". "Como resultado -continúa Moody's- queda la posibilidad de otras elecciones anticipadas".

Tenemos poca confianza en que España alcance los objetivos fiscales establecidos por la Comisión Europea

Moody's señala que las dinámicas fiscales siguen siendo un reto  debido a su debilidad estructural. En su opinión España necesita realizar un control más efectivo de los presupuestos de las autonomías, contener el gasto público y reformar el sistema de pensiones ante el déficit del Sistema de la Seguridad Social. Para hacer frente a todas estas reformas sería necesario contar con un Gobierno fuerte, pero el actual está muy debilitado por su minoría y por la oposición de una buena parte de la sociedad a seguir por la vía de la austeridad.

Es por este motivo que Moody's cree que España no conseguirá cumplir el objetivo de déficit de este año, que es del 4,6% del PIB. Y eso que la Comisión Europea ha dado 1,8 puntos extra de margen a España, ya que hace un año se elaboraron los Presupuestos con el objetivo de cerrar el ejercicio con un déficit del 2,8%. Pero ni siquiera con casi 20.000 millones de euros extra el Gobierno conseguirá cumplir con sus compromisos, según estima la agencia.

El momento favorable de la economía se debilitará en el próximo año debido a que los ingresos de las familias y la inversión empezarán a ralentizarse

El país necesita realizar un ajuste de 5.000 millones en 2017 y de la misma cuantía para 2018, algo que parece difícil de conseguir dada la fragmentación del Congreso. Además, hay que añadir que la economía se frenará a partir del próximo ejercicio, "debido a que los ingresos de las familias y la inversión empezarán a ralentizarse", explica Moody's.

Según sus cálculos, España crecerá un 2,9% este año (por debajo del 3% que prevé el Gobierno) y en 2017 se frenará hasta el 2%. Uno de los factores que más afectarán a la ralentización del crecimiento será el brexit, ya que el país tiene profundos vínculos comerciales con el Reino Unido. Entre ellos, el hecho de que un cuarto de los turistas extranjeros de España sean británicos.